Lunes
13 de Julio de 2020
Ilustración de Yaimel
Hace seis años, cuando todavía estudiaba en la Universidad de La Habana, decidí clasificar a los tutores universitarios. En ese momento solo conocía al «arquitecto» Dasniel Olivera, quien dio forma a lo que aspiraba a ser mi tesis de licenciatura. No había tenido el placer de ser acompañado por «la musa» Tamara y «la viajera» Martuli en los andares de la maestría.
Imagen de: 
Ilustración de Yaimel
Ilustración de Yaimel
Uno de los amigos del Chino se llamaba David y, en la época en que estudiaban en la antigua URSS, enamoraba a cuanta rumana le cruzara por delante. A una de ellas, le llamaban «la capatcina». Era viuda y madre de un niño de siete años...
Imagen de: 
Ilustración de Yaimel
Ilustración de Yaimel
Las películas de ErolFlinn se hacían cada vez más populares. El famoso actor que en una ocasión «murió con las botas puestas», y en otra interpretó al temido Capitán Blood, estaba de moda. Las largas colas en los cines eran costumbre y la gente disfrutaba de las emocionantes aventuras...
Imagen de: 
Ilustración de Yaimel
Ilustración de Yaimel
La recopilación de cuentos narrada a continuación es protagonizada por Roger Antonio Chiong Molina. Es hijo del chino Antonio (nombre que adoptó al llegar de Cantón) y de Isabel, una cubana nacida en Remedios. Este singular chino, que mide 1,77 y calza el 43 en sus zapatos, tiene muchas historias que contar...
Imagen de: 
Ilustración de Yaimel
Ilustración de Yaimel
Camino por las avenidas de Miramar buscando su dirección. Justo cuando doy con la calle, tropiezo con un vendedor de flores. Asombrado por mi hallazgo —pues ya no se ven flores en La Habana—, al menos a buen precio, decido aprovechar y comprar algunas para mi novia.
Imagen de: 
Ilustración de Yaimel
Ilustración de Hanna Chomenko
¿Para qué los voy a engañar? Yo no hablo inglés. Puedo defenderme leyéndolo, por lo menos entiendo lo que me escriben. Pero si me hablan me quedo con la boca abierta, apenas distingo dos o tres vocablos sueltos, extravío el sentido de la frase…
Imagen de: 
Ilustración de Hanna Chomenko
El otro día una vecina comentaba que los garbanzos de ahora no se podían comer; ni la Reina (la olla) lograba ablandar esos granos. «En cambio, los garbanzos de antes, —decía— parecían seda, una mordidita y camino fácil por el esófago».
Imagen de: 
Ilustración: Yaimel
Foto de Elio Mirand
Hay costumbres que deben ser recordadas como parte del acontecer histórico-social de los pueblos, una de ellas son las llamadas novatadas que se realizaban en las universidades de la Cuba prerrevolucionaria, en las estatales y las privadas...
Imagen de: 
Elio Mirand
Ilustración de Hanna Chomenko
Ya hace mucho calor, más de la cuenta, no hay que esperar a julio y agosto, ya es imposible estar a gusto en la calle; después de las diez de la mañana hay que salir debajo de una sombrilla. Lo mejor sería no tener que hacerlo.
Imagen de: 
Ilustración de Hanna Chomenko

Páginas