Lunes
13 de Julio de 2020
Ilustración deYuris Nórido
Las cosas han cambiado mucho en los últimos años, no me canso de decirlo. Algunas cosas han cambiado para bien, otras para regular y otras francamente para mal. Que conste, yo no me opongo al cambio.
Ilustración de Yaimel
Últimamente me cuesta trabajo escribir esta sección. No es falta de motivación, sino de tiempo. Siento que entre el trabajo, el trabajo y el trabajo, ya no hay espacio para ser yo: un joven deseoso de escribir y publicar.
Imagen de: 
Ilustración de Yaimel
Por hacerme el periodista
Estaba en primer año de la universidad y estudiaba Periodismo, de eso hace ya ocho años y todavía no logro reponerme. Paso por su lado y no lo saludo.
Imagen de: 
Ilustración de Yaimel
¡Mucho gusto!
Yo sé que mi amigo Liomán no me va a creer ni una sola línea de esta crónica, ni aunque la acompañe con esta foto reveladora, pero la verdad es que Liomán nunca cree mis crónicas, dice que a mí no me pueden pasar tantas cosas extraordinarias.
«Suspense» en la línea del tren
Era el año 1999, quizás el 2000 o mejor, 2001. Con el ánimo imberbe, el riesgo de la adolescencia y el ambiente natural que se respira en las calles de Guanabacoa, estos cinco amigos salían semana tras semana a buscar materia prima para ganar el chequeo de emulación.
Imagen de: 
Ilustración de Yaimel
Escultura de Joaquín Albarrán en Sagua la Grande
Caminaba con mi amigo Maykel González Vivero por su querida Sagua la Grande, hablábamos de esto y de aquello, y llegamos frente al monumento a Joaquín Albarrán...
Ilustración deYaimel
Él siempre tuvo dos grupos de amigos. Los primeros, los legendarios, compañeros de mil batallas, guardaban celosos como los miembros de alguna cofradía, los cuentos del preuniversitario...
Imagen de: 
Ilustración deYaimel
¿Quién le pone el cascabel al látigo?
Cuando llegamos a casa de Yaima, él ya estaba allí desde hacía poco más de una semana.
Imagen de: 
Ilustración de Yaimel
¿Y yo dónde me siento?
Primero fue la idea de pasar un rato agradable. Era el cumpleaños de una amiga y todo el grupo decidió festejarlo.
Imagen de: 
Ilustración de Yaimel
Ilustración de Yaimel
He decidido dedicarme al cuentapropismo. Claro, esto no es noticia. Desde hace un par de años han sido miles los cubanos que han decidido abandonar el sector estatal para buscar otras alternativas de ingreso económico.
Imagen de: 
Ilustración de Yaimel

Páginas