Viernes
14 de Diciembre de 2018
Imagen de Amalio Rey
26 Septiembre 2018 - 1:05pm
Soy Amalio y doy fe que lo que cuenta Gerardo fue así. Había que ver cómo era Quintín. Mas bueno que el pan, súper bondadoso, pero un negro de casi dos metros y parecía un armario. Me miraba con cara de asesino y yo no entendía nada de lo que pasaba. En fin, travesuras de Gerardo y los suyos, que no se perdían una. Menos mal que al final se aclaró todo. Pero el susto no me lo quito nadie. Gracias por la anécdota que me devuelve a los inolvidables tiempos del ISRI. Un abrazo