Jueves
06 de Agosto de 2020

Mella por siempre

La asamblea universitaria

Fuente: Revista Alma Mater
Autor: Julio Antonio Mella
Fotos: Tomada de nodal.am

Después de celebrar innumerables y largas sesiones, después de haber previsto lo imprevisible terminó la Comisión Mixta su proyecto de constitución de la Asamblea Universitaria, es una obra por la cual merecen aplausos los miembros de la misma.

Elevado el proyecto al Ejecutivo de la República, solo es necesario un decreto de este completando el anterior en el que creaba la Asamblea y ordenaba a la Comisión la redacción de las bases de constitución de la misma.

Cosa tan simple la que falta por hacer, aún ni ha pensado realizarla nuestro activo Primer Magistrado, probablemente en la más profunda gaveta de su despacho reirá alegremente el mensaje de la Comisión Mixta, de las elucubraciones reeleccionistas de su nuevo dueño.

El Poder Ejecutivo, que al principio del movimiento se había tomado algún interés en solucionar el conflicto, quiere descender al mismo nivel que el Legislativo en donde la más absoluta indiferencia reina hacia los problemas universitarios, como no son problemas políticos a nadie les interesa. Los edificios, Stadium, etcétera, no se hacen porque el dinero se da para todo menos para poner decente, ya que no adecuada a su misión, la Universidad, las consignaciones para material siguen siendo las mismas ridículas de antes, el plan de enseñanza como tiene que ser cambiado por las Cámaras continúa igual. La Escuela de Medicina es el potrero inmundo de siempre.

Si estas causas provocaron el conflicto y perduran, ¿quién se extrañará que ocasionen otro? La culpa no será nuestra, «el pueblo siempre tiene razón en sus revoluciones», la causa de una rebelión no es la rebelión misma, esta es el efecto de la causa, que es la tiranía o el abandono de los de arriba.

 

ALMA MATER, año II, No 8, p. 9.

La Habana, junio de 1923 (Biblioteca Central, Universidad de La Habana, Hemeroteca).

Deje su comentario

*(Campos requeridos)