Jueves
06 de Agosto de 2020

Mella por siempre

La Isla de Pinos

Fuente: Archivo de la Revista Alma Mater
La Isla de Pinos

Con una modalidad distinta, pero con el mismo fin de siempre, se ha suscitado un nuevo problema entre los filibusteros del Norte y nosotros; so pretexto de la torcida interpretación de una cláusula de un tratado impuesto por la fuerza, el gobierno yankee, fiel a su política rapiñesca de absorción de las nacionalidades débiles, pretende apoderarse de la Isla de Pinos, como ya se ha apoderado de la conciencia nacional.

Hoy la prensa protesta, el gobierno también, pero, nos atemoriza el pensamiento de que ante la fuerza de los cañones y la elocuencia del oro, gobierno y prensa, pretextando, sepa el Diablo, qué cosa, crean de justicia entregar la isla en litigio al extranjero.

La Enmienda Platt, Magoon, y el abofeteado por los estudiantes, son páginas tristes de nuestra Historia que pueden justificar nuestros temores.

Quizás no se llegue a realizar el crimen, no por la influencia de nosotros los cubanos, microscópicas personalidades en la vida internacional, sino por el cansancio y la indignación que las nuevas generaciones latino-americanas van sintiendo ante las hipocresías y maldades de los Monroe, Roosevelt, Hughes y los ridículos Congresos Pan-Americanos.

 

Julio Antonio Mella

 

ALMA MATER, año II, No 4, p. 11.

La Habana, febrero de 1923 (SEDER, Stadium Universitario, Universidad de La Habana).

Deje su comentario

*(Campos requeridos)