Viernes
07 de Agosto de 2020
Universidad

10 tips para aprovechar el tiempo de estudio en casa

Autor: Dra. Annia Almeyda Vázquez, Lic. Diana Otero Solis, Lic. Solanch Garcia Contino, Lic. Arlety García Cabezas, Lic. Arlety Pacheco Gómez, Lic. Tania García Fonseca.
Fotos: Tomada de ticbeat.com/
Fecha: 12 de Mayo de 2020

Uno de los impactos más evidentes de la situación de los jóvenes en estos momentos en que se nos convoca a quedarnos en casa, tiene que ver con la desorganización de la rutina diaria. En relación con esto aparecen diferentes problemáticas: la inversión de los horarios de sueño-vigilia (acostarse a altas horas de la noche y despertar muy tarde en el día), una sensación de tener demasiado tiempo, acompañada de cierta incapacidad para organizarlo y aprovecharlo adecuadamente, la falta de motivación por el estudio y periodos muy largos de ocio y descanso, entre otras.

Esta dinámica no favorece la actividad de estudio, pues ocasiona que no estemos en las condiciones óptimas para realizarla. Se afectan nuestra disposición y concentración y, por ende, el proceso de aprendizaje. A partir de la identificación de estas inquietudes en los jóvenes del grupo Psico-Orienta Universidad, una de las primeras acciones de orientación psicológica realizada con ellos, estuvo dirigida a brindarles algunas herramientas para una organización adecuada del tiempo. A continuación, presentamos 10 tips para ordenar y aprovechar el tiempo de estudio en casa:

1. Planifica tu día. Para que el tiempo sea productivo, es necesario que planifiquemos lo que vamos a hacer en el día. Debemos definir las tareas a realizar, priorizando las más importantes y urgentes. Es preciso dedicar un tiempo diario al estudio, siempre en un horario regular para que se convierta en un hábito. La planificación debe ser realista, es decir, los tiempos establecidos para cada actividad deben poder cumplirse realmente.

2. Busca un método para organizarte. Puedes buscar o idear tu propio método de organización. Te recomendamos utilizar las facilidades que ofrecen los dispositivos tecnológicos a tu disposición, tanto para planificar como para controlar los tiempos (agenda, calendarios, aplicaciones, alarmas, recordatorios, etc.) De este modo no saturas tu cerebro con listas de tareas y puedes concentrarte mejor, además de que te permite llevar un registro de las tareas realizadas.

3. Divide las tareas grandes en pequeños pasos. Traduce los objetivos que abarcan muchas actividades o plazos de tiempo más largos en acciones concretas. Recomendamos establecer una estrategia general para el estudio de cada una de las asignaturas, dosificando el contenido en tareas específicas a realizar en el día o la semana, hasta llegar al objetivo final. Esto te permitirá realizar evaluaciones parciales del cumplimiento de tus metas de aprendizaje.

4. Evita sobrecargar la agenda. Una planificación adecuada implica balancear las cargas de estudio, para no sobrepasar nuestra capacidad. Esto puede afectar el rendimiento y generar frustración al no poder realizar todas las tareas. Recomendamos estudiar sistemáticamente durante al menos 1 hora al día y no dejarlo todo para el final.

5. Finaliza lo que empiezas. Siempre que inicies una tarea asegúrate de que vas a concluirla antes de iniciar otra. Te exhortamos a intentar cumplir siempre las metas que te propones. El estudio en casa puede ser un reto, pero tenemos la capacidad para autocontrolarnos y debemos ver esta situación como una oportunidad para ser más responsables y autónomos en nuestro aprendizaje.

6. Descansa. Para poder contar con horas productivas, se deben de tener también horas de descanso, pues el organismo y la mente deben regenerarse para funcionar de forma correcta. Si te sientes agotado(a) realiza una pausa y programa tiempos de descanso durante el día. Deja espacio en tu horario para realizar otras actividades de modo que combines periodos de máxima concentración con otros de relax, así evitarás la monotonía y el agotamiento.

7. Conócete a ti mismo. Los seres humanos tenemos un ritmo o «reloj» interno y es por ello que tenemos periodos de mayor concentración y productividad y otros donde somos menos eficientes. Identifica los momentos del día en los que eres más productivo y tienes más energía, para que lo tengas en cuenta en tu planificación y aproveches los horarios óptimos para estudiar.

8. Evita las interrupciones y elimina distractores. Cuando las interrupciones son frecuentes no logramos enfocarnos en ninguna tarea específica. Te sugerimos que comuniques a los demás que no quieres ser interrumpido para que lo tengan en cuenta y que elimines posibles interferencias (móvil, televisión, etc.). Puedes probar escuchar música mientras estudias para bloquear sonidos distractores, siempre que esta sea instrumental y con un volumen entre medio y bajo.

9. No pierdas tiempo. Antes de comenzar a estudiar asegúrate de que estén creadas las condiciones y que cuentas con todos los materiales necesarios (libros, libretas, lápices, etc.). Recomendamos ordenarlos según los vayas a utilizar y no mezclar los materiales de las distintas asignaturas para no perder el tiempo buscando una vez que hayas comenzado.

10.Dedica un momento al final del día para revisar el cumplimiento de las tareas planificadas. Es importante que hagas una autoevaluación del cumplimiento de las tareas y de tu desempeño en el día. Analiza qué actividades no pudiste realizar y qué factores (internos o externos) te impidieron. Es necesario que reestructures tu horario del próximo día para que las incluyas. Puedes llevar un registro del estudio de cada asignatura, donde listes los contenidos y los vayas marcando a medida que logras asimilarlos.

 

Deje su comentario

*(Campos requeridos)