Sábado
23 de Junio de 2018
Sociedad

95 de Alma Mater: Siempre hay algo que contar

Autor: Nemo
Fotos: Elio Mirand
Fecha: 17 de Octubre de 2017
Jorge Sariol, periodista de la Revista Alma Mater

A punto de cumplirse los 95 años de la revista Alma ­Mater, conversamos con uno de los jóvenes más veteranos que actualmente trabaja en la redacción de la revista universitaria. Jorge Sariol sea probablemente de nuestros periodistas más conocidos, no solo por sus textos, que son leídos por muchos universitarios, sino porque es quien más visita los centros universitarios de todo el país. Así de intrépido y valiente es este periodista que, pese a no ser «nativo digital», está en Facebook, tiene un blog y comprendió, entre los primeros, que el periodismo debía ser parte de las nuevas tecnologías.

Sobre su llegada, a mediados de abril del 2004, recuerda: «Entré, sin muchas pretensiones; venía de un lugar donde tenía por delante un montón de posibilidades para desarrollar capacidades y potencialidades, pero de pronto sentí que no era feliz, y no estaba dispuesto a sacrificar mi dignidad por nada del mundo. Y aunque tuve otras ofertas tentadoras, vine para Alma Mater, a pesar de ser casi una revista «clandestina», por la poca tirada y un perfil dirigido a un público muy particular. Ya había colaborado y siempre me ha parecido un medio para gente inteligente. Aquí estoy desde entonces. No me he ido, a pesar de las «verdes y las maduras», de los jefes que vienen y van —por cierto, durante estos trece años han pasado siete directores y todo el que llega se siente con el derecho de «cambiar lo que tiene que ser cambiado».

Aquí estoy porque soy periodista en cuerpo y alma y eso no lo va cambiar una "mala vibra", y porque he sido feliz las más de veces».

Los que han tenido la posibilidad de ojear la revista con sistematicidad, saben que Sariol, aunque versátil en los temas que aborda se apasiona por la ciencia, pero me confiesa que nunca antes había tenido la posibilidad de escribir con tanta profundidad. «Así que, cuando logré hacerme cargo en la página de ciencia, decidí que lo haría en serio, con todo el rigor que merece el tema. Y he puesto lo mejor de mí. He abogado por un periodismo sobre ciencia que no se regodea ni en el último cacharro ni en catástrofes».

Sus constantes visitas a las universidades no lo aburren. «Para mí, siempre es algo nuevo. Por suerte, cada vez que "revisito", aprecio evolución, aunque los universitarios "son los mismos", es decir, tienen la misma edad, más o menos las mismas preocupaciones, similares conflictos con su tiempo y están llenos de energía y deseo de cambiar el mundo. Y eso es siempre aleccionador».

Sariol es un aventurero. Cubre cualquier tipo de evento convocado por la FEU, no prefiere ninguno en particular. «Siempre hay algo interesante que contar y el universo es enorme. Bueno, si me apuras, prefiero los de ciencia, por razones obvias; y también los festivales de artistas aficionados, porque me veo mí mismo cuando era universitario y tocaba percusión.

Entre periodistas es muy frecuente la pregunta: ¿cuál es el género periodístico que prefieres? Creo que la hacemos buscando empatías, coincidencias, o para desmentir las generalizaciones. Sariol se inclina por «el mejor que se acomode al tema. Nunca el enfoque es ajeno y el hecho de mediar, implica una responsabilidad. Si alguno ha sido de mi preferencia diría la crónica ―además de Periodismo, soy licenciado en Pedagogía en Español y Literatura— y curiosamente es la que menos he podido asumir. En cambio, el comentario lo he desarrollado bastante».

Tantos años en la redacción producen nostalgia. Entre los recuerdos le pido al amigo que mencione algún número o algún artículo en particular: «Recuerdo los años de Alma Mater en formato tabloide, porque en forma y contenido no se parecía a ninguna otra publicación cubana. ¿Trabajos míos?, ¡unos cuantos de aquella etapa!, sin embargo, durante un tiempo sostuve la sección «Paisaje con Lío»; tantos años después releo aquellos pequeños textos y me siguen gustando. No se han puesto viejos. Reconozco que puse en ellos mi mejor equilibrio. De esta última etapa tengo la satisfacción de haber tocado temas de ciencia que hace seis años no estaban en la agenda de otras publicaciones, de haberlo hecho con un enfoque social».

Muchos de esos trabajos que menciona, han sido premiados en varias ocasiones.

En vísperas del 95 aniversario de la publicación: ¿En qué medida Alma Mater es la voz de los universitarios en Cuba? Valiente, como siempre, su respuesta no se hace esperar: «No creo que lo sea. En primer lugar, son muy pocos los estudiantes que deciden publicar trabajos aquí sobre sus visiones y conflictos en que viven. En segundo lugar, se insiste con cierta frecuencia en que "Alma Mater es el brazo ideológico de la FEU" o en que "debería parecerse más a los universitarios". Lo primero es muy presuntuoso, solo Mella lo podría lograr; para lo segundo, todavía estoy esperando que alguien me lo explique. Y va a ser un debate ácido. En todo caso Alma Mater es, debía ser, una revista para universitarios, pero, en mi opinión, aún le falta mucho».

Comentarios

webmaster
Imagen de webmaster
19 Octubre 2017 - 4:22pm
La redacción de Alma Mater agradece felicitación desde Sancti Spíritus...Por las dudas, valga aclarar que el aniversario es de Alma Mater no del entrevistado y no es 70 sino 95...Alma Mater fue fundada por Julio Antonio Mella en noviembre de 1922...y el entrevistado nació vaaaaaaaarias décadas después. Según él mismo ha confesado, mucho le hubiera gustado haber estado en aquellos momentos fundacionales, pero le tocó estos tiempos y los ha asumido con dignidad. Gracias!
Liliam Marisel ... (no verificado)
Imagen de Liliam Marisel Quiñones Colomé
18 Octubre 2017 - 11:38am
Desde la universidad espirituana, y en esencial desde el Departamento de Comunicación, hacemos llegar una calurosa felicitación a tan distinguido trabajador de las páginas de una revista que, por 70 años, ha dignificado el quehacer de los más jóvenes. Le agradecemos sus enseñanzas y la gentileza de haber compartido su tiempo, su empeño, su sapiencia y su creatividad en los predios de nuestra institución. Muchas felicidades para él y para el colectivo de la revista joven de Cuba.

Deje su comentario

*(Campos requeridos)