Viernes
24 de Mayo de 2019
Cultura

Asimetrías

Yoe Suárez (La Habana, 1990). Periodista, poeta, cineasta y escritor. Tiene publicados los libros Pasajes de la Luz (2012, periodismo), Diálogos para el reencuentro (2014, testimonio), Tú no te llamas desierto (2015, testimonio), Charlas con lord Cuba (2016, compilador) y Los hijos del diluvio (2016, entrevistas). En proceso editorial está La otra isla, finalista de la Beca Michael Jacobs de la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano 2016. Ensayos y poemas suyos aparecen en antologías de Argentina, España y Cuba, y en publicaciones culturales. Finalista del Concurso Internacional de poesía Atina 2013. En 2012 mereció el Premio Documental Memoria Joven de la Muestra Joven Icaic, y en 2015 la Beca Chicuelo, por el guion del largometraje de ficción El Rostro del mal. Periodista de la agencia Prensa Latina.

Autor: Coordinador: Antonio Herrada
Fotos: Ilustración de Carralero
Fecha: 4 de Julio de 2016
Ilustración de Carralero

HOGAR HOGAR

 

 A mí

 

Tantas puertas que yo abrí,

Tantas casas diferentes,

Cien mil llaves que pusieron

A cantar a los cerrojos.

Pero yo desconocía

Aquello que era habitar.

Era solo un verbo asido

Al barranco de la ausencia.

 

Yo pretendí en este barrio

De volubles domicilios

No pretender ni el portal

Por el simple y llano gusto

De abrir verjas diferentes:

Entrar como los raptores,

Pernoctar en los jardines,

Espantar a los gorriones,

Tomar la fruta del patio,

Encrespar a los sabuesos.

 

Pero una tarde de lluvia

Se me abrieron tus ventanas.

Algo hiriente, como un sol,

Te iluminaba por dentro.

La señal no fue el desierto,

Sino la urbe en tus pasillos.

Yo quería un techo firme

Y un umbral para secarme,

Pero aún no lo sabía. 

 

Ciudad de Holguín, 2016

 

INMANENCIA

-¿Qué?

-Tú.

 

La Habana, 2016

 

 

ANTI-BOOMERANG

 

Has vuelto para enseñarme

cómo te marchabas.

La Habana, 2016

 

 

CAJAS PARA EL TIEMPO

 

Para R, que no sabe

Yo detesto los horarios

—esas prisiones del tiempo—

Odio,

Por tanto y sin fin, 

La víspera de año nuevo,

La muerte de los patriotas,

Los catorce de febrero.

 

Pero tus horas le asientan

A mi desorden perpetuo.

El más delicioso reloj

Son tus pasos en la arena,

Tus piernas marcan los días

Tendidas sobre la cama.

Tu cuerpo es mi calendario,

Con una flexible agenda.

 

Los compromisos liberan

El alba si son contigo,

Y rectifican la noche

Si se atrasara una estrella.

 

El tiempo contigo me pasa

Como un siglo para Dios.

Y presiento como nunca

Que a este nivel de goce

Uno envejece más pronto

Aunque me sienta eterno

Vigilando en tu cintura.

 

La Habana, 2015

 

 

JUSTAMENTE AYER

 

Justamente ayer,

cuando toda Cataluña celebraba el día del amor

(por las fiestas de San Jorge);

y César López susurraba sus poemas en un viejo salón de la Biblioteca Nacional,

—con ese estilo fantasmagórico y cálido a la vez—

yo te vi.

 

Y aunque La Habana está lejos de las costas españolas

llevaban tus pasos, oculto, un soplo peninsular,

tu negro pelo, todo, el sensual desorden gitano,

tus ojos un verso, animoso y fugaz,

un manojo absorbente, liviano,

de críptica belleza

que parece dictar mil versos

bajo cada taconazo…

 

La Habana, 2010

 

 

EL FIN DE LOS ENIGMAS

 

I

Tu boca escurre el mar,

Y quiero emigrar de mí.

Las preguntas y los botes

Se esparcen en mi piel

Cansados de tanta sequía.

 

Qué será el horizonte,

La línea ondulada y rojiza de unas caderas y un beso;

Quiero palpar para no ambicionarlo más.

Quizás esa es la cura: quemar de una vez mis manos.

 

II

Una mujer de sol

Bebe mis cascadas cada desayuno.

No pretendo más que un camino bifurcado,

Un escape a no sé dónde,

Una pregunta sin fin…

Pero tú lo sabes todo,

Me cuentas lo que será

Mañana

Y no te equivocas,

Cómo pintar la casa, cuántas garzas morirán.

Entonces los días se acortan con la fibra de las sogas,

Y mi madera se cansa de varar en estos muelles.

 

La Habana, 2016

 

Deje su comentario

*(Campos requeridos)