Martes
20 de Noviembre de 2018
Sociedad

Autorretrato

Autor: José Alejandro Álvarez
Fotos: Ilustración de Carralero
Fecha: 8 de Febrero de 2018
Ilustración de Carralero

El tipo que salió en Internet los otros días, el de la selfie, ¿es un alardoso?, ¿no era más que un jovencito que quería hacerse el bonitillo, el manguito, para darle celos a su novia y envidia a sus compañeros?, ¿o es un ingenuo y no se dio cuenta de que esa foto, en la red de redes, podía ser malinterpretada y tirarle en la cabeza un montón de cosas, o un malcriado al que le dan lo mismo los reproches porque no los considera importantes, un juan me tiene sin cuidado?

Qué más da hacerse propaganda en la navegación digital. Para eso está Internet, para izar velas y lanzarse, para echar un barquito de papel y ver hasta dónde llega en el ancho mar. «Ustedes sufren con lo que yo gozo»… Pero a lo mejor el tipo se sentía solo y más nada, y lo que quería era un corazoncito rojo, dos, tres, a ver si levantaba el ánimo. La foto no tenía que ser malinterpretada. No había razón. Sencillamente apareció un indeseable y lo mandó todo a bolina. Y también a lo mejor el niñito no era vanidoso, ni se sentía solo, sino que lo mataba la necesidad de pixelarse por el mero placer de hacerlo. «Selfie, luego existo». En vez de que le toquen la puerta, que lo gogleen. Welcome to sociedad de la información.

En los universos paralelos que son todas las mentes:

…Una imagen va directo al pecho. El tipo quería dejar claro sus sentimientos. Sus ojos tenían que brillar...

…Era un adorador de la belleza. Cuando la flor se abra vendrán las abejas por el polen…

…No conocía las máximas de Grice, el filósofo, y puso más de lo que hacía falta para comunicarse…

…Puso lo que no era cierto…

En otra red de redes:

…El sabio rey Duncan dice que no se puede adivinar el alma en las líneas de un rostro. Lo mató su mejor soldado…

…Debería existir el arte para poder entender un rostro…

…Me ha fotografiado desde que nací todos los días. Una foto cada día. Jamás se le olvidó una vez. A partir de los 14 continué yo. Me he fotografiado todos los días. Por favor…

…Si el Delegado dijo o no la verdad yo no lo sé. Mírenlo a los ojos y se llenarán de ánimo para la próxima reunión…

Está un poco perturbado. No hacen más que juzgar a su amigo y él no ha dicho una palabra. Algo tendrá que decir. Las cosas no pasan y ya. Todo ocurre por una razón… Es el espíritu de la época. ¿Qué hay que explicar? El que se dejó el pelo largo, ¿para qué iba a explicarse? El que se menea con el reguetón, ¿para qué tiene que explicarse? No hay que explicar sino vivir. El hombre vive en comunidad. Si todos hacen algo no hay nada malo en ello…

Ya él no puede decir nada. No sabría qué. El amigo podría conseguir así un buen zoom.

Paso 1: carita de santo o de diablo; carita de diabla o de santa.

Paso 2: besitos de azúcar, un mueca en los labios, una reacción en la mirada.

Paso 3: el zoom de tu vida, la chica de la perla… Ella dijo que sí quería. No exactamente, pero ahí estaban las palabras.

¿Y por qué no? Ahora sabe algo. Ha visto algo. Tiene una llave y la va a usar. O ella usará la suya. Las estrellas brillan en el cielo.

Deje su comentario

*(Campos requeridos)