Lunes
13 de Julio de 2020
Deporte

Batazos y remates contra la pandemia: ¿revisitando la gloria?

Autor: Duanys Hernández Torres
Fotos: De varios medios
Fecha: 8 de Mayo de 2020
Teófilo Stevenson, foto tomada de soloboxeo.com

La televisión cubana a través de Tele Rebelde, como la mayoría de los canales deportivos del mundo, aprovecha la pandemia para mostrar momentos importantes del deporte, y sobre todo del nuestro.

Excelente idea estrenar un nuevo programa, y que la primera edición haya sido dedicada a Teófilo Stevenson, uno de los tres mejores deportistas cubanos de toda la historia. Me ahorro una discusión tremenda con este salomónico podio, aunque es indiscutible que el gigante de Delicias está en el selecto grupo.

Lo mejor de todo es que no solo se mostró al Pirolo ganador. Por eso vimos la pelea donde fue superado con claridad por el italiano Francesco Damiani en el campeonato mundial de 1982. Los dioses deportivos son de carne y hueso. Stevenson es Cuba, por eso todo el reconocimiento que se le haga es poco.

El béisbol, por suerte, nos devolvió a la gloria alcanzada en el primer Clásico Mundial de 2006 con los triunfos ante Puerto Rico y República Dominicana. También revivimos la apretada derrota ante Japón en aquella final inolvidable.

Eddy Martin y Héctor Rodríguez, foto tomada de cubadebate.cu

Los partidos retrasmitidos también han traído polémica. Le tocó a Frederich Cepeda como regalo de cumpleaños cuarenta recordar el ponche ante Oscar Gil en la inolvidable final de Holguín contra Sancti Spíritus en la 41 Serie Nacional de Béisbol.Y después de disfrutar los partidos (siempre es grato escuchar de nuevo el vozarrón de Héctor Rodríguez con su Está Dooominado inconfundible) uno se pregunta: ¿por qué en catorce años han decaído tanto nuestros resultados internacionales? ¿Nos quedamos varados en el tiempo? ¿Será utópico tener otro momento de gloria al máximo nivel? ¿Qué pasó con nuestro deporte nacional?

Pura casualidad, aunque debe ser duro recordar el momento más amargo en una excelsa hoja de servicios, rodeado de la familia y en plena celebración de cuarentena.

Tele Rebelde pudiera compensarlo con muchísimos momentos de gloria que ha tenido el pelotero yayabero, sobre todo en la Serie del Caribe de Puerto Rico en 2015.

El deporte de la malla alta ha sido otro de los agraciados en estos días. La remontada histórica de Cuba ante Rusia en la final del voleibol olímpico de Sidney 2000 para alcanzar su tercer oro consecutivo en citas estivales también hizo evocar grandes momentos.

René Navarro, foto tomada de radiorebelde.cu

Lo triste es que todos esperábamos la narración del maestro René Navarro y el inolvidable último punto descrito por Modesto Agüero con la corrida de Regla Torres, pero el partido fue retrasmitido con voces desde la actualidad.

Modesto Agüero, foto tomada de playoffmagazine.com

¿Por qué privar a Cuba de la nostalgia en toda su totalidad? ¿Qué cubano olvida las frases icónicas: balón arriba, balón abajo, torre a cuatro a manos, muralla color chocolate o De Camagüey, de Cuba y para el mundo?

Si justo antes del duelo fueron trasmitidos combates de judo con la voz original: ¿qué sucedió con el sonido de este inolvidable partido? El mejor narrador de los últimos 30 años en Cuba merece respeto.

Gran satisfacción recibimos al recordar los títulos alcanzados por los equipos masculino y femenino en la Copa Mundial de Voleibol de 1989, con el inmenso Joel Despaigne como protagonista supremo entre los hombres.

Tremenda emoción regresar a los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro 2007 con la última batalla épica de las Espectaculares Morenas del Caribe en un tie break de infarto ante las locales.

Ñico Perdomo y Eugenio George todavía estaban en el banquillo para ponerle punto final con el remate de Yanelis Santos a la época dorada del voli femenino, que cerraría el ciclo con el cuarto lugar de Beijing 2008.

Julia Osendi Díaz, foto de Jorge Alfonso Pita (Archivo de Alma Mater)

La nostalgia seguirá llegando en buchitos de cuarentena. Debieran retransmitirse los documentales de Julita Osendi que resumían las series nacionales de antaño y los campeonatos mundiales de atletismo. ¡Bendita seas Julita, que sin saberlo, recogiste parte de nuestra rica historia! Esa, que poco a poco hemos ido perdiendo en los mares del olvido.

También deberíamos evocar las grandes hazañas olímpicas desde 1992 a la fecha, y hasta derrotas punzantes que pudieron ser victorias como la de la final beisbolera de Beijing 2008 o la eliminación ante Holanda en el Tercer Clásico Mundial de Béisbol en 2013. O el épico segundo lugar de aquella joven generación de voleibolistas cubanos en el campeonato mundial de 2010.

Son buenos tiempos para revisitar la gloria. Al menos todavía eso nos queda.

 

Le sugerimos...

Los cuestionamientos de un periodista «enjaulado»

 

Deje su comentario

*(Campos requeridos)