Miércoles
21 de Agosto de 2019
Cultura

Broadway sonaba en La Habana

Notas del 34 Festival Internacional Jazz Plaza.

Autor: Jorge Sariol
Fotos: Del autor
Fecha: 16 de Enero de 2019
Dan Barnett Big Band, de Australia en el 34 Festival Internacional Jazz Plaza en Cuba.  Foto de Jorge Sariol

En momentos en que todo parece fusión y en la música la mayoría se parece a la mayoría, se agradece que algunos se apeguen a patrones clásicos.

En momentos en que se cree, ciegamente, que sólo es un buen músico aquel capaz de “frasear” 24 notas por segundo, es gratificante acudir a un concierto como el presentado anoche martes 15 de enero en la sala Avellaneda, del Teatro Nacional.

Así fue la presentación de Dan Barnett Big Band, de Australia, bajo la dirección del trombonista y cantante Dan Barnett.

Al escenario habanero subió una formación clásica: piano, contrabajo, batería, guitarra eléctrica ―no la roquera stratocaster, sino la vieja Les Paul, probablemente una Gibson― y la sección clásica de metales de las jazzband.

Y la banda sonó a como todos nos imaginamos que sonaría un barrio de Nueva York o Chicago en la primera mitad del siglo XX; a los grandes musicales de Broadway, a película de Sinatra, a los tiempos que Benjamín (Benny) David Goodman soñaba con ser el Rey del Swing, aunque alguien dijera que la corona le quedaría grande.

Dan Barnett Big Band, de Australia en el 34 Festival Internacional Jazz Plaza en Cuba

Mucho ha sonado desde entonces. El mundo conoció la época dorada de Glenn Miller, Count Basie, Duke Ellington o el mítico Louis Armstrong. Y a ese mundo nos remite Dan Barnett y su gran banda de jazz.

Carismático, el músico australiano no pretende ser el súmmum, pero se ha rodeado de excelentes músicos –jóvenes y no tanto―, que colocan la nota donde va, la armonía que lleva y el “tempo” como debe. Y lo hacen con buen gusto y coherencia.

En momentos en que todo parece fusión y en la música la mayoría se parece a la mayoría, se agradece que Dan Barnett Big Band, de Australia se apegue a patrones clásicos y suene a los tiempos que Benny Goodman soñaba con ser el Rey del Swing.

 

Le sugerimos...

Señoras y Señores, con ustedes ¡El Jazz!

Deje su comentario

*(Campos requeridos)