Sábado
16 de Enero de 2021
Universidad

Cuatro décadas de labor. Conjunto Danzario «Alma Mater»

Próximo a celebrar su 42 aniversario, el Conjunto Danzario «Alma Mater», perteneciente a la Universidad de La Habana, continúa mostrando cuanta excelsitud puede alcanzar el Movimiento de Artistas Aficionados Universitario. Su alto nivel interpretativo está a la altura de cualquier compañía profesional y su línea artística devela los diferentes matices desde el folclor internacional hasta las raíces cubanas.

Autor: Mercedes Fonseca, profesora de danza del departamento de Extensión Universitaria, Cujae
Fotos: Tomada del facebook.com/GrupoDeDanzaAlmaMater/
Fecha: 18 de Diciembre de 2020
Foto tomada del facebook.com/GrupoDeDanzaAlmaMater/

Esta agrupación danzaria fue creada el 21 de diciembre del 1978 en la Universidad de La Habana por el profesor y coreógrafo Adolfo Santamaría como proyecto cultural, y desde entonces ha sido integrada en su gran mayoría por estudiantes y egresados de las diferentes facultades de la Casa de Altos Estudios.

Aunque «Alma Mater» surge como una agrupación de Folclor Internacional, sobre todo porque el director era panameño y tenía un amplio conocimiento de danzas de distintas regiones de América, el repertorio no implicó solamente danzas latinoamericanas — incluyendo ritmos cubanos — sino de otras regiones del mundo como Europa y Asia.

Su trayectoria artística nos muestra que ha sido ejemplo de proyección de lo universal, dado a que no solo ha realizado obras basadas en el «Tap» — estilo que le otorgó siempre un toque de exclusividad al conjunto — , sino danzas de otras regiones incluyendo lo nacional. Este desempeño lo ha llevado a ser uno de los grupos más emblemáticos del ámbito artístico universitario en Cuba.

Adolfo Santamaría (Farouk).  Foto cortesía del Conjunto Danzario “Alma Mater”

La línea que ha caracterizado el estilo estético del conjunto ha tratado de permanecer invariable. La originalidad, frescura y creatividad de sus coreografías han sido componentes distintivos del repertorio, dotándolo de un alto grado de variedad.

Farouk con algunos estudiantes.  Foto cortesía del Conjunto Danzario “Alma Mater”

Se suma importancia ha sido la labor desempeñada por Ihosvanny Núñez, (alumno y sucesor del maestro, que ocupó la dirección general del conjunto desde 1992 hasta el 2005 tras el fallecimiento de Adolfo); Omar García González quien asumió momentáneamente en el 2002 la dirección del grupo; Arlene Martínez Vega, Julio César García Espino y su actual directora Katia Pérez.

Fotos cortesía del Conjunto Danzario “Alma Mater”

Aunque el repertorio desarrollado en «Alma Mater» ha sido amplio y le ha proporcionado a la agrupación desde sus inicios la relación de giras nacionales e internacionales; hay obras más contemporáneas que no dejan de tener la misma relevancia. Un ejemplo de ello es «Fan-Tapsía Cubana», una de las más recientes.

***

«Fan-Tapsía Cubana», creada por Julio César Espino resultó una propuesta novedosa en el trabajo del Movimiento de Artistas Aficionados, especialmente porque constituye un trabajo atípico basado en la combinación del paso Tap con las danzas y bailes cubanos.

La obra consta de ocho coreografías que utilizan diferentes ritmos o géneros bailables. Cada una responde a una idea dramatúrgica dentro de la trama general.

Foto cortesía del Conjunto Danzario “Alma Mater”

Los géneros utilizados son: el Zapateo Cubano, de la Rumba (el guaguancó y la Columbia), el Rock and Roll, el Congo- palo (a capela), el Son, el Mambo, el Pilón, y la Conga que se manifiesta con el baile de la chancleta. El Rock and roll (género auténtico de los Estados Unidos) es ejecutado sin los zapatos de Tap dance. Es un juego conceptual que reafirma el propósito de tratar los ritmos cubanos con la técnica insigne de «Alma Mater». De esa manera, aquel ritmo que no fuese nacional quedaba fuera de esta hibridación con el Tap.

La dramaturgia de la obra basada en una historia de amor entre dos jóvenes, expone diferentes sucesos ocurridos en Cuba antes y después del triunfo revolucionario. La obra culmina entonces con una celebración, no solo por el triunfo cubano, sino por los logros obtenidos a través de la historia gloriosa de nuestro país.

Fotos cortesía del Conjunto Danzario “Alma Mater”

«Fan-Tapsía Cubana» es un espectáculo colmado de colores y energía. Su realización, acompañada y ejecutada por jóvenes talentosos de la Universidad de La Habana es muestra del quehacer de la extensión cultural que en ella se proyecta. Su apreciación no solo nos posibilita un encuentro con la historia, sino también con nuestra identidad.

Foto cortesía del Conjunto Danzario “Alma Mater”

Esta obra que mereció premio a nivel nacional, ha sido un logro más de los tantos alcanzados por el Conjunto danzario. Resulta un ejemplo fiel del trabajo y el nivel alcanzado por la compañía. Nos muestra que la cuestión no está en censurar experimentaciones e hibridaciones del folclor con otras tendencias y estilos de la danza, sino en no abusar al punto de desvirtuar los patrones creados por la cultura popular tradicional. La cuestión está en magnificar y ampliar el universo folclórico y la percepción que se tiene de este, como lo muestra «Fan-Tapsía Cubana».

Foto cortesía del Conjunto Danzario “Alma Mater”

Destacable y positivo es el desempeño de los bailarines de la agrupación, quienes, adiestrados en la técnica del Tap y haciendo además uso de este estilo, derrocharon cubanía en la ejecución de los diversos géneros y estilos cubanos. Apoyados en un estilo interpretativo diferente, sin romper los nexos con la tradición, le confirieron a la obra aires renovadores.

***

Justos en su aniversario 42, «Alma Mater» resulta ejemplo de perseverancia, audacia y empeño, factores necesarios para hacer posible cada sueño. Su permanencia en la historia del Movimiento Cubano de Artistas Aficionados, por lo que ha sido y representa, deja un saldo muy positivo a la hora de valorarlo. GRACIAS.

Le sugerimos...

Medio siglo de tradiciones

Deje su comentario

*(Campos requeridos)