Jueves
09 de Abril de 2020
Cultura

Dossier... La Habana 500

Textos del libro (en preparación) La Habana que amamos y padecemos.

Autor: Jorge Sariol
Fotos: Tomada del canalcaribe.icrt.cu/
Fecha: 14 de Noviembre de 2019

La Habana batida, las papas y otras noticias

 

En un local de venta de libros viejos, leo al pasar un texto atribuido a un tal Teodoro Soto, quien, con el cargo de Especialista en Frutas, del Servicio de Extensión Agrícola de la Universidad de Puerto Rico, llegó a La Habana en un año no precisado de la década del 40 del siglo XX.

El texto, titulado Observaciones hechas durante mi visita a Cuba, tiene, salvando las distancias, un peculiar y contrastante sabor actual.

El autor dice con total sinceridad: “Al otro día de mi llegada fuimos a la plaza del mercado antes de las seis de la mañana. Allí había la misma algarabía y situación parecida a la nuestra, pero centuplicada”.

La Habana tenía entonces más de un millón de habitantes.


****

 

Una Infanta levantisca

 

Foto: Cortesía del Autor

La figura egregia que nos mira desde la foto parece poner en duda lo que ve. Se llamó María Eulalia Francisca de Asis Margarita Roberta Isabel Francisca de Paula Cristina María de la Piedad. Había nacido en Madrid el 12 de febrero de 1864, era más conocida como María Eulalia de Borbón y fue la tercera hija de su majestad Isabel II y de su consorte don Francisco de Asís de Borbón, duque de Cádiz, a quien el vulgo hispano llamaba en secreto “Paco Natillas”.

La visita fue un gran acontecimiento político y social


****

Antaño y hogaño

 

Cirilo Villaverde. Foto: Internet

Al recorrer la sede principal en la vieja fortaleza de San Carlos de la Cabaña, en medio de la recién concluida Feria Internacional del libro de La Habana, me encuentro en un stand de libros viejos, uno “nuevo” lleno de las paradojas de la globalización.

En tal inventario aparecen un total de 103 crónicas, reseñas, artículos o “estampas” costumbristas, si se entiende con toda su amplitud, su concepto como “expresión más o menos fiel de las costumbres típicas, las tradiciones o el folclore de un país o de una región en una obra artística o literaria”.

Ciento y tantos años después, el costumbrismo cubano se ha perdido de las publicaciones cubanas ni lo ejercen plumas reconocidas. Subsiste y hoy solo lo realizan humoristas y donde abunda, circunstancial, ramplón y lleno de liviandad —salvo honrosas excepciones—, lamentablemente el humor que muchos llaman “de la croqueta”.

 

****

El Factótum

El arte de expresarse siempre en cubano

 

Foto: Internet

La frase “el arte de expresarse siempre en cubano” puede parecer pretenciosa en medio de las actuales propensiones a la fusión, no siempre justificada y, por lo general, subida a lomos desbocados de las tendencias globalizadas.

El enunciado exacto es “la proeza de expresarse siempre en cubano” [1], de la autoría de Alejo Carpentier.

Con él se refería al compositor y pianista Manuel Saumell Robredo (1818-1870) [2].

Deje su comentario

*(Campos requeridos)