Martes
18 de Junio de 2019
Nuestro credo

El regreso es una decisión personal

Autor: Mayra García Cardentey
Fotos: Tomada de http://www.juventudrebelde.cu
Fecha: 4 de Junio de 2018
En una nación con un desarrollo desigual de poblados, ciudades y provincias; de superación académica con ínfulas cosmopolitas; de vida cultural y económica concentrada en las grandes capitales, es lógico que el retorno sea cuando más, un riesgo de soñadores.  Foto tomada de http://www.juventudrebelde.cu

Decidir regresar a la provincia o territorio de origen, una vez terminados los estudios universitarios, es una decisión compleja. Conciliar proyectos personales y colectivos; solucionar aspiraciones propias o de país constituye una tarea herculiana, una paradoja de vida.

En una nación con un desarrollo desigual de poblados, ciudades y provincias; de superación académica con ínfulas cosmopolitas; de vida cultural y económica concentrada en las grandes capitales, es lógico que el retorno sea cuando más, un riesgo de soñadores.

Pero hay quienes sueñan, y hacen más: convierten el regreso en realidad profesional. Depositan sus mejores habilidades en presentes laborales concretos más allá de grandes urbes. Y en su tierra son profetas, y se hacen mujeres y hombres útiles; y sus coterráneos saben valorar la decisión del retorno, la valía de sus conocimientos puestos en función de la tierra madre.

Tampoco son todos los casos. Para otros, la vuelta se convirtió en castigo, en arrepentimiento. En obligación por papeles y débitos estatales, en terminar un servicio social y regresar en la misma guagua que les obligó a retornar a casa.

Porque la casa, entiéndase la provincia o territorio de origen, debe ser también una meta, un sueño, un destino. Deseado. Elegido. Un espacio ideal para ser y estar. No un entorno donde frustrar los años de carrera. Un final que repele y no suma, que aleja y no convence.

Un contexto donde, en el peor de los casos, se decide abandonar profesión y futuro.

Al país, al Estado, a los gobiernos locales, a las provincias, a las familias… les incumbe hacer del regreso un empeño deseado. Que el estudiar fuera sea propósito para cambiar lo de adentro. Que las universidades allende sean casas prestadas donde adquirir conocimientos para transformar el hogar propio.

Que regresar sea voluntad personal, porque se quiere, sobre todo, pertenecer.

 

Le sugerimos la lectura de...

Regresar o no regresar

¿Por qué retornar al Edén? (+ Audio)

Deje su comentario

*(Campos requeridos)