Martes
20 de Agosto de 2019
Humor

En modo avión

Autor: Ana Carla Jiménez Hernández
Fotos: Ilustración de Yaimel
Fecha: 18 de Octubre de 2016
Ilustración de Yaimel

Viajar es un asco. Pero no me refiero a viajar y conocer el mundo. Me refiero al viaje en sí mismo.

Hace un tiempo viajé en avión “sola” por primera vez. Porque de pequeña iba con mis padres y me daba igual, puede pasar cualquier cosa que la culpa siempre será de las personas mayores. Pero cuando eres tú la persona mayor tienes que estar pendiente del pasaje, de los horarios, del pasaporte, en fin.

Llegué a la terminal 3 con tremendo sueño. Yo creo que se llama «terminal» porque es el estado en el que llegas a las cuatro de la mañana para un vuelo que saldrá a las 6.

Durante esas dos horas me puse a leer. Cogí un papel, estilo folleto, que dice lo que puedes llevar en el avión por arriba y lo que no. Me puse a leer aquello, con tremendo sueño. Hay cosas para las que la advertencia es lógicamente válida, como no subir nada como cortaúñas, cuchillas de afeitar, etc. Pero hay otras que, mientras vas leyendo, te hacen dudar de la cordura de quien lo escribió.

¿Es necesario especificar que está prohibido subir al avión ballestas? Ustedes se imaginan a alguien con una ballesta. ¿Canoa? «Totalmente prohibido subir con una canoa». Ahí sí me puse muy mal, con lo que me gusta a mí ir remando por el pasillo del avión.

«Isótopo radiactivo», ni se les ocurra. Ahí me preocupé y busqué en la wiki del celular lo que es un isótopo radiactivo y decía algo de la concentración de los átomos en un mismo sitio. Me dije: «quizás el desodorante es un isótopo y no me he enterado, lo voy a tener que sacar». Bueno, terminas con el surrealismo y te montas en el avión.

El piloto muy amable: «Buenos días, queridos pasajeros, soy el comandante Gutiérrez. Hagan el favor de colocarse el cinturón de seguridad».

No sé si se habrán dado cuenta que mientras más peligroso es el medio de transporte menos protección lleva el pasajero. O sea, en el carro, tienes dos tiras, el avión una, y en la nave espacial, van sueltos.

Bueno, estaba tan cansada que, terminando de ponerme el cinturón, me dormí profundamente. A pocos minutos desperté. El piloto volvió a tomar el micrófono como un presentador de programas de sábado frustrado: «Señores pasajeros, en estos momentos estamos sobrevolando la ciudad de Pinar del Río».

A mí qué me importa, son las seis de la mañana, Rubiera dijo que iba a llover, está nublado, no se ve. La velocidad del avión es de 850 km/h y la temperatura en el exterior de la aeronave es de 70 grados bajo cero. ¿Por qué me despiertas para eso? No conforme con darme toda esta información, extremadamente necesaria, me la repite en inglés.

Cuando el capitán decidió callarse, me dije: «Queda una hora y media, ahora si voy a dormir. Pero no. Sale la aeromoza a dar una explicación de las cosas que pueden pasar durante el vuelo y cómo comportarse ante cada situación».

«Si en pleno vuelo se produjera un hueco en el avión…». Y tú dices, «pero por qué se iba a producir un boquete. Son 2 horas nada más, por qué esa suerte. Si no hay tiempo ni para dormir, ¿se va a producir un agujero?»

«Si se produjera un agujero a más de 35 mil pies de altura…» —que yo creo que te lo dicen en pies para que no sepas desde que altura vas a morir. «Si se produce un agujero a esa altura el avión se despresurizará, y en caso de despresurización de la cabina, de arriba saldrá una mascarilla…» —o sea, un vaso plástico. «En ese caso, colóquese la mascarilla y respire con normalidad...», —como si llevaras toda tu vida despresurizado.

A pesar de esto, lo más peligroso que se puede montar en un avión es un teléfono celular: «Apague el teléfono móvil, no lo encienda hasta que hayamos llegado a nuestro destino, ni siquiera puede tenerlo en modo avión, nada, cero».

Tanta advertencia con el isótopo, y el celular es mucho más  peligroso. ¿Por qué me dejas subir con él? ¿Y si en mitad del vuelo me pongo muy loca, porque no me han dejado dormir, y con cara de psicópata voy hacia la cabina del piloto y le digo: «Gutiérrez, tengo un teléfono y está encendido, a partir de ahora aquí se hace lo que yo diga?»

 

Comentarios

gaby (no verificado)
Imagen de gaby
31 Marzo 2017 - 9:32am
jajajajajajaj está muy bueno...me he reído muchísimo, a pesar de ser la pura realidad, es muy sugerente y sarcástico. Muchas felicidades por tan buen artículo

Deje su comentario

*(Campos requeridos)