Viernes
10 de Julio de 2020
Nuestro credo

Honrarlas nos honra

Autor: Miriam Ancízar Alpízar
Fotos: Cortesía del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau
No a la Violencia contra la Mujer

Es mayo, celebramos el día de las madres: «La madre tiene una conexión muy fuerte con el hijo desde el momento mismo de la concepción. Tras permanecer nueve meses en el vientre, ella asume el protagonismo del parto (incluso estando presente el padre), luego la lactancia materna extiende este vínculo».

Dice la periodista, y yo acoto, que es para siempre, y por ser así, también único. Es además educar, crear conciencia y tener la paz de dejar en el mundo seres que cuando crezcan hagan lo mismo con el hombre y la mujer que engendren, creen y funden… de nosotras depende en mucho.

Honrarlas nos honra

Nuestros jóvenes son nuestro producto, nuestra creación. Esperemos que cada una, ayudadas por la sociedad, podamos formar jóvenes cada vez mejores para asegurar ese futuro que todos añoramos.

Y hojeando los trabajos uno a uno encuentro la negación de esa frase que muchas veces se repite…«la juventud está perdida» y, por supuesto, sin una juventud valiosa ¿Qué será del futuro? Yo tengo la suerte de trabajar entre jóvenes que me hacen ver todos los días que el aserto se basa en hechos que no son absolutos para todos, ni tampoco para la mayoría de nuestros jóvenes.

Un colega cuenta un incidente donde un amigo fue golpeado…por nada, solo por agredir, pura violencia… cuando esperó ayuda y el cumplimiento del deber encontró negligencia y desidia donde se debe actuar con el mayor rigor… nos dejó un regusto amargo, sobre todo, porque sabemos que es real. Sin embargo, para nuestra alegría recibimos una colaboración de provincia que nos muestra que todo «no es tan negro…».

La joven camagüeyana niega totalmente la frase, esta periodista, digamos que en ciernes, apuesta por su tierra y el futuro, ama su profesión y dice muy bien, corazón adentro y remedando a medias la vieja canción «Mañana me quedo en Sibanicú» mientras otro sueña que la poesía de Juan Gelman… «quizás sí pueda cambiar el mundo», o al menos remediar algunos males.

Por otra parte una profesional pone sobre el tapete el álgido tema del maltrato al público en tiendas en CUC o CUP, igual da, pero que con el reordenamiento de la economía cubana,«tratamos de recolocar las cosas donde van, porque tiempo es de “desfacer” este entuerto». Y yo, lo quiero creer.

Y en esta nueva, rehabilitada prensa nuestra ponemos ala vista de todos lo cotidiano, eso que nos ocurre, lo bueno y lo malo, lo loable y lo que todos criticamos pero que en mucho depende de lo que hagamos para erradicarlo.

Deje su comentario

*(Campos requeridos)