Lunes
03 de Agosto de 2020
Deporte

Juegos Caribe ¿Valen puntos o medallas?

Autor: Raúl Abreu Martín, estudiante de Periodismo
Fotos: Ilustración de Carralero
Fecha: 6 de Abril de 2017
Juegos Caribe ¿Valen puntos o medallas?.  Ilustración de Carralero

Si se analizan comparativamente el medallero y la tabla por puntos de los Juegos Caribe de los últimos años se nota que facultades con mayor cantidad de preseas han sido superadas por otras con menos títulos, pero que presentan más atletas.

¿Cómo? ¿Un equipo con más medallas que otro y en peor lugar? Pues el Reglamento, vigente hasta el 2019, establece en su artículo 26 que «el resultado final de los Juegos Caribe será la sumatoria de la puntuación de cada facultad según los lugares en cada deporte».

Según el artículo 29 del propio documento, la puntuación en los juegos depende del lugar en el cual el atleta se ubique. El primer puesto obtendrá 60 puntos, el segundo 50, y así sucesivamente hasta el lugar 20, que ganará una unidad. 

En ese sentido, el evento deportivo universitario tiene dos sistemas de calificación: uno cuantitativo, que premia con puntos a los primeros 20 lugares, y otro cualitativo; en el que la recompensa parte del medallero.

¿Participar o ganar?

Las dos modalidades de puntuación no son contrarias. La dualidad tiene a favor que estimula la participación de mayor cantidad de universitarios.

Al respecto, Anel Ruiz Mederos, jefa de la Comisión de Deportes de la FEU-UH, comenta que «así premiamos la capacidad de convocatoria. Vale más que la facultad logre reunir a la mayor cantidad de estudiantes, aunque las preseas también cuentan».

Lograr convocar a un buen número de participantes es importante, pero, si se premia al que obtenga un lugar 20, pueden ocurrir casos como el de la natación masculina en la pasada edición.

El estudiante de la carrera de Física, Víctor Márquez, ganó siete medallas de oro y una plata. En un medallero, su facultad hubiera quedado primera en la natación masculina y en la general, pero los atletas de Contabilidad, que no obtuvieron mejores escaños que Márquez, gracias a los puntos obtenidos por número de participantes fueron quienes llegaron al primer lugar de la tabla.

No obstante, la deportista más destacada de la edición precedente, Yaima Oña, cree que el sistema de puntos de acuerdo a los resultados es justo.

«No puedes dejar sin premio al cuarto o quinto lugar, así que considero que está bien que los puntos valgan más que las medallas, porque así se estimula la participación», declaró.

Amparada en la calificación por puntos, una facultad puede basar su estrategia en obtener décimos lugares. Doce décimos lugares «valen» más (132 puntos) que dos medallas de oro (120 unidades).

Al ser cuestionada sobre la justeza del sistema de puntuación, Ruiz Mederos, la jefa de la Comisión de Deportes de la FEU-UH pondera, por encima de la obtención de medallas, la participación en los deportes.

«No es lo mismo que un atleta de bajo nivel compita en diez eventos y otro de mayor calidad participe en dos eventos y obtenga mejor resultado», explicó.

¿Calidad o entretenimiento?

En eventos deportivos, masividad y calidad no suelen ser sinónimos. La cantidad de participantes no debe garantizar un resultado.

En aparente contradicción con sus declaraciones anteriores, Ruiz aclaró que «si fuera público, me gustaría ver calidad».

Como premisa está la inclusión, buscando que cada uno aporte a su facultad, aunque debemos velar por el nivel de nuestro deporte universitario, considera la atleta Denisis Pérez Hernández de Lenguas Extranjeras.

Aunque, ¿la inclusión ha dado al traste con la calidad? Si diez décimos lugares aportan más que dos medallas de oro, la facultad con mayor cantidad de participantes tiene más probabilidades de obtener un lugar X y así obtener mejor posición que aquella con dos preseas doradas.

En los Caribe, a diferencia del Festival de Cultura, nunca se ha medido calidad. Si fuera así, los ganadores no fueran los mismos. El día que esto cambie, los mejores lugares serán las facultades que tienen deportistas, agrega Oña.

Pero un análisis más profundo se dificulta. El vacío informativo respecto a los Caribe vuelve a opacar nuestra investigación. No pudimos acceder al número de participantes en la edición XLIV, cuya tabla por medallas y por puntos fue la única que encontramos en el local FEU-UH.

Y los numeritos, ¿qué?

Esta es la principal mancha de los Caribe. En la última edición, las estadísticas de las facultades de Economía, Derecho y Comunicación no coincidieron. El engorroso proceso entorpeció la claridad de los puntos obtenidos por cada una.

En relación, Anel Ruiz Mederos adelantó el plan de la organización para evitar sucesos como este durante la próxima edición de  los Caribe.

«Pretendemos hacer una tabla de puntuación que sea accesible al final de cada jornada. Estas estadísticas deben ser llevadas por la jefa de deporte de la UH, los de cada facultad y los profesores del Seder», añadió.

El miembro de la Comisión de Deportes de la facultad de Comunicación (Fcom), José Camacho, narra lo sucedido en la XLIX edición: «Nosotros vimos la tabla un día, le tiramos fotos y sacamos nuestras cuentas. Derecho hizo lo mismo. Economía sí lleva esa estadística punto por punto, pero la oficial sigue siendo la del Seder y ellos no hacen públicos esos datos».

Comunicación quedó cuarto lugar en la tabla general, parecía que tendría el segundo escalón, con un acumulado superior a los 1400 puntos, comentó el usuario Alain Mira en la intranet de Fcom.

Pero la poca transparencia en el proceso de sumar los resultados imposibilitó saber la cifra exacta alcanzada, pues las estadísticas del Seder y las de Fcom, Economía y Turismo no coincidían, finaliza Mira.

Por el bien de los Caribe y dada la proximidad de la edición número 50, esperemos tener más acceso a las estadísticas. ¿Cómo hacer este proceso más sencillo? José Camacho ofrece otra solución:

Como mismo surgió un Grupo de Comunicación para el Festival de Artistas Aficionados, se puede hacer uno para los Caribe con estudiantes que no participen. Si tienes una tabla con actualización diaria y cada facultad lleva sus cuentas, podemos evitar problemas como el del año pasado, declaró.

A pesar del conflicto de opiniones que crea el sistema de puntuación del magno evento deportivo universitario, resultará complejo cambiarlo. Al menos hasta el 2019, cuando el actual Reglamento de los Caribe sea revisado, tras cinco años en activo.

Deje su comentario

*(Campos requeridos)