Lunes
03 de Agosto de 2020
Sociedad

Los Joven Club: Computación y Electrónica al servicio de todos

Autor: Neida Lis Falcón
Fotos: Neida Lis Falcón

El Palacio Central de Computación celebró este 8 de septiembre el aniversario 27 de la creación de los Joven Club de Computación y Electrónica, una iniciativa dirigida a proporcionar y elevar la cultura informática de la comunidad, con prioridad hacia los  niños y jóvenes. 

Denominado por Jefe de la Revolución, Fidel Castro como la «Capital de los Joven Club», el Palacio es referencia especial de  estas instituciones que ya superan la cifra de 600 por toda Cuba. Su labor permite el acceso diario de la población al conocimiento y aplicación de la Computación como rama del saber. Asimismo desempeña un papel activo, creativo y de formación de valores,  fundamental para el desarrollo tecnológico e informático de la sociedad cubana.

En el acto por el nuevo cumpleaños de los Joven Club de Computación y Electrónica celebrado en la institución capitalina, se recordó el rol del Comandante en Jefe en la génesis de esta red de conocimientos, cuyos   servicios facilitan la formación de personas de cualquier edad en temas relacionados con la informática, la electrónica y las comunicaciones. De esa forma, orientan el uso de las nuevas tecnologías hacia la solución de las más disímiles demandas y problemáticas de la sociedad cubana, por lo que se convierten en un estímulo en la vida social, cultural y espiritual de sus miembros.

Rafael David Portilla, graduado de la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI)Rafael David Portilla, graduado de la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI), se integró hace dos meses a un grupo de desarrollo de software del Palacio Central de Computación. Allí se nutre del estilo y metodologías propias del equipo que lo acogió como profesional y a la vez aplica los conocimientos recibidos  en su carrera.

«Realmente aquí tenemos todas las condiciones para trabajar, tanto desde el punto de vista de las máquinas, como de la conectividad a internet, afirma y agrega, además la institución nos brinda la posibilidad de continuar superándonos a través de cursos de postgrados, maestrías y doctorados»

«Con la creación de los Joven Club se acercó la informática y la computación a la comunidad», enfatiza Rafael David.  «Por ejemplo, yo soy de Holguín donde estos centros se localizan en  los puntos fundamentales de la ciudad, y eso me permitió visitarlos desde niño. Cuando tenía alguna tarea podía buscar en ellos informaciones necesarias, para completar lo que encontraba en las bibliotecas», agrega.

Abdel de la Rúa Enamorado, con solo una semana de trabajo en el Palacio ha podido enfrentar sin contratiempos la vida laboral gracias a la preparación recibida en la UCI.Por su parte,  Abdel de la Rúa Enamorado, con solo una semana de trabajo en el Palacio ha podido enfrentar sin contratiempos la vida laboral gracias a la preparación recibida en la UCI. «En la universidad nos vinculan desde tercer año a una vida productiva muy parecida a la que luego llevamos adelante como profesionales. Eso evita que el cambio sea brusco».

«Yo provengo del municipio de Arroyo Naranjo donde las personas, en su mayoría, no tienen un nivel adquisitivo que les permita adquirir su propia computadora pero pueden asistir  a estas instalaciones para recibir cursos y servicios que elevan su cultura personal», destaca Abdel.

El homenaje del Palacio Central al nuevo aniversario de los Joven Club de Computación y Electrónica, iniciado este  fin de semana con una Fiesta del Videojuego y actividades deportivas, y la presentación hoy lunes del libro Acceso no autorizado,  de la escritora española Belén Copegui, publicado por la editorial Arte y Literatura.

La muestra de un video clip realizado por el Grupo de Desarrollo Estudios de Videojuegos y Materiales Audiovisuales (EVIMA) de esta institución formó parte también de las celebraciones. Este material acompaña artísticamente al poema Ironía de Rubén Martínez Villena musicalizado por la cantante Idania Hernández Becerra,  una de las ganadoras del concurso que para este fin auspiciaron los Estudios de Grabación Ojalá.

Cada momento reveló el alcance de un programa pionero y único en el mundo en el empeño de promover extensivamente el conocimiento de la computación y la electrónica.

 

Deje su comentario

*(Campos requeridos)