Jueves
09 de Abril de 2020
Cultura

Martí desde la fuerza y la ternura de Hierro

Autor: Duanys Hernández Torres, especial para Alma Mater
Fotos: Del autor
Fecha: 24 de Diciembre de 2019
Argos Teatro otra vez atrae con una puesta interesante. Hierro, la última puesta del grupo teatral, realza esa cubanía y al hombre más allá del héroe.  Fotos del autor

Argos Teatro otra vez atrae con una puesta interesante. Siempre resulta difícil humanizar los mitos, y aún más si es nuestro Héroe Nacional. Ese fue el reto que asumió Carlos Celdrán, al presentar pasajes de José Martí durante su estancia en Estados Unidos entre 1885 y 1892. Hierro, la última puesta del grupo teatral, realza esa cubanía y al hombre más allá del héroe.

¿Cuántas vicisitudes pasó Martí en el invierno neoyorquino? ¿Cómo fue la relación con su esposa Carmen Zayas-Bazán? ¿Cuál fue la magia para atraer al hombre que intentó asesinarlo? ¿Hasta dónde llegó su cercanía con Carmen Miyares? ¿Por qué ese desvelo constante por María Mantilla?

El Martí íntimo, ese que se escapa ante el mito, aparece en escena. El que duerme poco, el que escribe sin parar para poder comer, el que tiene problemas con su esposa. El hombre austero y recio para con la Patria, como el anillo de Hierro que siempre usa, hecho de uno de los grilletes que llevó en la cárcel, y que la madre le regaló.

Lo mejor de todo es que la obra propone, porque como dice el personaje de Carmen Miyares (Rachel Pastor), al pedido de Martí sobre contar la verdad de la relación entre ambos:

-  «¿Cuál verdad? ¿Existe?».

¿Realmente que pasó entre ambos? ¿Esa preocupación constante por María Mantilla a que se debía?

Un amigo que vio la obra antes me dijo: «Hierro nos dice cosas que necesitábamos saber de Martí». Pero no las dice. Solo nos acerca a la posible verdad, y nos llama a buscarla por nosotros mismos.

Y me encantó ver entre los asistentes a la puesta esa noche a un historiador del calibre de Ernesto Limia. Quise inquirirlo sobre la verdadera Historia a la salida del teatro, pero sentí que quizás con sus criterios se rompería el encanto que propone la representación teatral. Hierro también es duda, y llama a seguir hurgando en el hombre.

Impacta en la obra un personaje como Carmen Zayas-Bazán (Maridelmis Marín), quien no pudo y supo acompañar a Martí en la Nueva York de finales del siglo XIX. Una mujer que se enamoró del poeta, pero no comprendió al patriota.

Despedida dura la definitiva cuando ella espeta:

«Mi familia me considera una traidora a España. Aquí soy una traidora a Cuba. Yo no tengo patria». Y justo ese fue el gran amor de Martí: su Patria.

Otra gran metáfora resultó el personaje que interpreta Daniel Romero, el actor que hizo de Martí adolescente en la película El ojo del canario, y ahora llegaba como el hombre que intentó envenenar al Delegado, ese que encandiló a todos con su verbo encendido en Tampa.

El Martí que teníamos desde el cine, ante el magistral que regala Caleb Casas desde el teatro. El Martí de Fernando Pérez contra el Martí de Carlos Celdrán. Dos artistas que se arriesgaron, pero que nos regalan al adolescente y al hombre en toda su dimensión.

Una joya el pasaje que pone a conversar a Martí con su posible asesino. No lo cuenta la obra, pero sabemos por la Historia que ese hombre salió llorando de la habitación, y terminó con grados de oficial en el Ejército Libertador. ¿Hasta dónde llegaba ese poder de oratoria, qué arrastraba al hombre que intentó envenenarlo?

O aquel otro cuando afirma ante carta calumniadora de Enrique Collazo, que el honorable militar debe ser como todos los cubanos: cívico, digno y plural. Justo un llamado a los cubanos de este siglo.

Otra vez pensé en mis amigos que desde la emigración imaginan, quieren, sufren, increpan y sueñan con una mejor Cuba. Ellos también son patriotas como aquel hombre que pasó penurias para organizar la guerra en el frío invierno neoyorquino de finales de siglo XIX.

Hierro es austera, valiente, digna, perturbadora, como la vida misma de José Julián. Hierro es Cuba, como la vida misma de Martí.

 

 

 

 

Deje su comentario

*(Campos requeridos)