Martes
01 de Diciembre de 2020
Cultura

Masculini… ¿qué? Cosas de hombres

Autor: Mónica Delgado y Laura Álvarez Sánchez
Fotos: Tomadas del perfil de Facebook de Julio Pagés
Fecha: 9 de Noviembre de 2020
El equipo de realización de Cosas de hombres pone en tela de análisis múltiples temáticas que atañen el mundo varonil (De izquierda a derecha: Felito Ruiz, editor, Yolanda Cabrales, directora, y Enmanuel George, especialista e invitado). Foto tomada del perfil de Facebook de Julio Pagés

¿Meterse en Cosas de hombres? ¡Sí! La expresión que hasta el momento denotaba una frontera impenetrable hacia los asuntos varoniles, hoy nombra a un programa, de próximo estreno en la pequeña pantalla, pensado para redescubrir el universo masculino desde diversas artistas.

La idea de crear un espacio televisivo con el objetivo de menguar la violencia de género en el entorno musical surge en 2013 de la directora Yolanda Cabrales. Mas no es hasta el presente año que el proyecto se llega a concretar.

En estos tiempos, por la actual situación epidemiológica del país, la iniciativa sufrió algunas transformaciones; ahora sin banda acompañante, las casas de los invitados como sets y un espectro mucho más amplio de temas por abordar. Todavía mayor fue la influencia de la COVID-19 en el periodo de filmación. Solo quince días para grabar condicionaron largas jornadas de trabajo con un equipo sometido a minuciosas medidas higiénicas. Fue así como se logró captar las intervenciones necesarias en lo que constituyó, en opinión de Cabrales, un verdadero reto. Súmese a esto las temáticas tratadas.

En la propuesta de trece capítulos se pondrán sobre la mesa disímiles tópicos, entre ellos: la violencia entre hombres y así mismos, la masturbación pública, la sexualidad, el bullying, el machismo en la música y las masculinidades en el embarazo adolescente. Con el objetivo de abordarlos desde varios criterios el programa cuenta con las participaciones de figuras reconocidas como Rochy Ameneiro, Israel Rojas, Denys Ramos y diversos especialistas.

Dentro de cada cita, un único apartado: «Hombres Enredados». La sección es la oportunidad propicia para «mostrar y analizar cómo el machismo y la inequidad de género están, con una fuerte presencia, también en las redes sociales. Por eso “enredados”», explica su conductor Yonnier Angulo.

El programa, en 27 minutos, se propone «educar a la población en las diversas interrogantes vinculadas a las masculinidades y ofrecer formas de desaprender valores tóxicos machistas», como refiere Julio César González Pagés, conductor y especialista principal de Cosas de hombres. Todo un desafío, al decir del además presidente de la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades (RIAM), cuando gran parte de la masa varonil cubana ofrece resistencia a las sistemáticas reivindicaciones de las mujeres de este país e, incluso más complicado, al ser consideradas por algunos como acciones innecesarias.

En un entorno televisivo donde predominan programas acerca de los logros y las adversidades de las féminas en una sociedad patriarcal, Cosas de hombres realizará la revolucionaria labor de mostrar la realidad desde perspectivas masculinas. «Un programa de este tipo lo necesitamos para evolucionar como seres sociales con una mente abierta a la reflexión, al entendimiento, a la aceptación y a ser más educados en todos los aspectos. Es hora de frenar de manera masiva, ciertos tabúes capaces de poner en un lugar u otro a los hombres», expone el joven actor Denys Ramos, encargado de asumir una paternidad responsable en la recién concluida telenovela El rostro de los días.

Si bien el equipo de esta producción no aspira a erradicar de raíz el machismo mediante sus emisiones, desea provocar polémicas sobre el comportamiento de hombres y mujeres. Pues, como explica el especialista Enmanuel George López, «hablar de masculinidades implica una revisión de actitudes y conductas, por lo cual es recurrente que se asomen dudas, debates y replanteamientos».

¡Hablemos de masculinidades!

«La masculinidad, de forma general, debe entenderse como toda una serie de representaciones culturales, valores y acciones que definen el comportamiento de los hombres», en palabras de George, miembro del equipo de asesores e invitados del espacio televisivo. Pero ¿por qué masculinidades? Existen, según las condiciones externas e internas influyentes en cada individuo, múltiples maneras de asumir la masculinidad, por ello la pluralidad del término.

Foto tomada del perfil de Facebook de Julio Pagés


En una desfavorable situación, provocada por cánones establecidos en una sociedad patriarcal, ha sido construida una imagen del hombre como sujeto con tendencias a la superioridad con respecto a la mujer: violento; con dotes autoritarias dadas, en ocasiones, por ser el sustento del hogar; entregado al deporte y esquivo de la cultura; un ente menos expresivo en cuanto a emociones que su congénere y otras múltiples aristas asociadas al «tipo duro». Sin embargo, existen individuos menos reservados, más empáticos, en defensa de los derechos de las mujeres y en lucha constante contra los estereotipos que acarrean sus vidas.

Y sí, ser varonil no es sinónimo de ser machista como tampoco ser una mujer encaminada en temas de equidad significa reprimir al sexo opuesto. «Ha sido usual confundir el feminismo como el “machismo de las mujeres”, y es lo más alejado de eso. Referirse a machismo es hablar de esas prácticas culturales que reafirman el desequilibrio del poder y las inquietudes de género. El feminismo por su parte, es una corriente de pensamiento y acción que procura eliminar esas asimetrías. Dicho brevemente, el machismo defiende el poder masculino, el feminismo aboga por la igualdad», como corrobora George López.

Por otra parte, «muchas de las situaciones en las que se puedan encontrar los hombres en alguna posición vulnerable, tienen relación con las propias nociones machistas a nivel social», al decir de Enmanuel, capaces de soslayar, en ocasiones, el cuidado de la salud, la comunicación con sus hijos, el trato cercano hacia seres queridos, entre otros factores. El mismo especialista afirma que «lejos de posiciones de victimización, la equidad de género necesita una mirada reflexiva desde los propios hombres, crítica desde su comportamiento e interesada en hallar formas de contribuir a relaciones más equitativas y pacíficas de convivencia».

Entonces, llega Cosas de hombres como parte de una necesidad de educación e instrucción en materia de género, feminismo y masculinidades en momentos donde, desde la información y los medios de difusión masiva, se pueden provocar cambios impostergables en las maneras de pensar y actuar.

 

Le sugerimos...

El bar más viril

¿El nombre es el arquetipo de la cosa?

Deje su comentario

*(Campos requeridos)