Lunes
03 de Agosto de 2020
Cultura

Nueve Cuentos

Autor: Sofia Miragaya Bacallao
Fotos: Portadas tomadas de amazon.com y latercera.com
Fecha: 8 de Mayo de 2020

Nueve Cuentos es la segunda obra de Jerome David Salinger, publicada en 1953, dos años después del que se convirtió en uno de los títulos más vendidos de la literatura contemporánea, El Guardián entre el Centeno. Consiste en una colección de relatos breves, siete de ellos publicados anteriormente.

Un día perfecto para el pez plátano es la primera historia del libro. Fue divulgada en The New Yorker en 1948, generando cierta fama en torno a la figura de Salinger, quien pasó a escribir casi de forma exclusiva para esta revista. El cuento balancea entre el estrés postraumático de un veterano de la Segunda Guerra Mundial: Seymour Glass y la candidez de la niña Sybil. Cuando el hombre la encuentra en la playa le habla del pez plátano, el cual según algunos críticos representa la sociedad consumista y desapegada producto de la terminación de la guerra, «Entran en un pozo que está lleno de plátanos… se portan como cerdos, ¿sabes? He oído de peces plátanos que han entrado nadando en pozos de plátanos y han llegado a comer setenta y ocho… Claro, después de eso engordan tanto que ya no pueden salir ».

El personaje Seymour pertenece a la familia Glass, creada por Salinger y que aparece en la mayoría de sus libros: Franny y Zoey, Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una introducción y Hapworth 16, 1924. Está compuesta por siete hermanos genios e incomprendidos por el mundo, todos concursantes en su infancia del programa radial los niños sabios.

En el bote, uno de los Nueve Cuentos, es protagonizado por BooBooGlass y su hijo. En él se aborda el amor maternal a través de juegos y códigos únicos en sus conversaciones, « Eh — dijo BooBoo — Amigo. Pirata. Estoy de vuelta».

Otro cuento que, al igual que Un día perfecto para el pez plátano, oscila entre la inocencia y las marcas de la guerra es Para Esmé, con amor y sordidez. Fue publicado en 1950, recibiendo tal popularidad que en solo dos semanas Salinger había logrado un nuevo récord de cartas de admiradores. En Norteamérica el libro que luego la recogería se tituló Nine Stories (Nueve Cuentos), mientras que en otros países adoptó el nombre de esta historia en particular. Narra el encuentro entre una adolescente de trece años y un soldado en Devon, él pronto a participar en el Día D. Intercambian palabras sobre sus vidas, ambos felices de tener con quien hablar, «Me acerqué pura y simplemente parecía estar usted muy solo», le dijo ella. Luego la historia avanza en el tiempo y nos presenta un hombre demacrado y psicológicamente afectado por la guerra: el Sargento X, el mismo de antes vuelto otro, con una carta de la adolescente entre sus manos.

Se puede intuir que Salinger hablaba sobre sí mismo, habiendo este participado en la Batalla de Normandía y la unidad de contrainteligencia conocida como RitchieBoys. En lugar de romantizar la guerra, nos ofrece una visión más realista y reconoce la lucha interna de los veteranos, que es la propia, a través de esta historia de amistad y humanismo. Charles Poore en 1953 escribió en The New York Times « … es todavía el mejor cuento que ha surgido de la Segunda Guerra Mundial».

Nueve Cuentos fue acogido por la editorial Little, Brown Company y logró mantenerse tres meses en la lista de mejores ventas del NY Times. En la misma revista EudoraWelty recalcó « La obra del señor Salinger trabaja con la inocencia, y empieza con la inocencia: desde ahí puede penetrar un gran rango de relaciones…». Es en verdad la misma inocencia el hilo conductor de la antología, no como forma de ternura, sino como contraste con la guerra, la indiferencia, la falsedad y otros temas abordados. Parecería que Salinger hace el papel de guardián entre el centeno, como en su famosa novela, « Estoy en el borde del precipicio y mi trabajo consiste en evitar que (los niños) caigan a él».

En El tío Wiggly en Connecticut la madre de Ramona, Eloise, se burla de ella por tener amigos imaginarios, mientras se lamenta de su juventud perdida junto a una amiga. Teddy es otro fenómeno, un niño inteligente, seguidor de las filosofías religiosas Zen y Vedanta, el cual debe tolerar a sus padres mundanos y centrados en sí mismos, el mal humor de su hermana pequeña y a Bob, un hombre desconocido, quien pone en duda sus creencias.

El último es una clara influencia del estudio y aceptación por Salinger de El evangelio de Sri Ramakrishna. El escritor se convirtió al AdvaitaVedanta Hinduismo, una escuela de filosofía hindú. Tal vez la necesidad de meditar, interrumpida por la fama adquirida con El Guardián entre el Centeno, fueron las razones que lo llevaron a recluirse en Cornish, New Hampshire hasta su muerte en 2010.

En 1961 apareció en la portada de la revista Time. Luego de 1965 no volvió a publicar, sobre esto dijo «Hay una paz maravillosa en (ello) … escribo solo para mí». En 2019, el año del centenario de su nacimiento, su viuda Colleen O´ Neill y su hijo Matt declararon estar preparando su obra inédita, pero que llevaría tiempo y aún no estaba lista.

Nueve Cuentos es una colección que resalta por sus diálogos animados, la ironía que impregnó todo luego de la guerra, el humor del autor, las secuencias fílmicas de algunos relatos y la clásica de otros y el estilo tan peculiar de Salinger, cotidiano y distante a la vez, logrando que todo nos afecte el doble.Es un libro que, sin grandes sentimentalismos, exhibe los altibajos de ser humano.

 

Le sugerimos...

Memorias de un buen emperador

 

Deje su comentario

*(Campos requeridos)