Jueves
09 de Abril de 2020
Universidad

OCLAE: por la unidad y la justicia social

Autor: Neida Lis Falcón
Fecha: 10 de Febrero de 2014
La OCLAE reconoce en la educación un derecho, no una mercancía

La capital cubana se funde nuevamente en un abrazo por la unidad e integración regional. Esta vez líderes estudiantiles de cerca de una veintena de países se reúnen en La Habana para participar desde hoy y hasta el próximo viernes, en el encuentro del Secretariado General de la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña (OCLAE).

La cita tiene como objetivo primario la discusión y aprobación del proceso del XVII Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes (CLAE), incluidos  fecha, sede y líneas temáticas, entre otros aspectos organizativos con vista a la magna cita. También permitirá analizar los principales acuerdos, resoluciones y declaraciones adoptadas  en 2013 por la organización y será espacio de debate  en torno a las realidades políticas, económicas y sociales que impactan al estudiantado regional, así como  las campañas, jornadas y luchas reivindicativas que lo movilizaron durante  el pasado año.

La OCLAE en su condición de plataforma de articulación del movimiento estudiantil latinoamericano,  guía el accionar de las 36 federaciones que la conforman, explicó Ricardo Guardia Lugo, quien preside la organización continental  como  representante de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) de Cuba. ¨Nuestro eje  central es el avance continuo  de ese movimiento por la unidad, su inserción en los nuevos conceptos integracionistas en Latinoamérica  y la lucha contra el imperialismo en todas sus manifestaciones

Guardia Lugo resaltó el papel de la  OCLAE en la lucha por los derechos de los jóvenes y estudiantes, con énfasis en lo educacional. Señaló como objetivos básicos de ese batallar  la erradicación del analfabetismo, la asequibilidad de la enseñanza, el bienestar estudiantil y la defensa de la autonomía universitaria, entre otros. De ahí  que el encuentro en  La Habana servirá también para evaluar el desarrollo y continuidad de la Campaña Educación No es Mercancía hasta el XVII CLAE.

¨Lo más importante será cualificar el debate sobre el rol de los estudiantes del continente en esta hora de convocatoria  a la  unidad, al antiimperialismo, a la construcción de una América Latina de paz y de justicia social¨ enfatizó Ricardo Guardia Lugo. ¨Valoraremos lo que hicimos en el 2013 y  lo que debemos hacer en 2014. Pretendemos que nuestro próximo congreso sea histórico, unitario, participativo y combativo, que valore no solo las movilizaciones, sino también otras alternativas y propuestas de lucha¨.

El presidente de la OCLAE manifestó que en el último año se expresaron importantes logros en materia de unidad tanto en contextos nacionales como internacionales. ¨También se fortalecieron un grupo de organizaciones estudiantiles y nuestro papel en escenarios como las Naciones Unidas. ¨Para la OCLAE fue trascendental su elección, a finales de 2013, como miembro del espacio latinoamericano de Educación Superior nacido en el marco de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y su inclusión en el Consejo de Rectores de América Latina y el Caribe  como reconocimiento a nuestras luchas por la construcción de la unidad y de las políticas educativas más justas en la región¨.

No obstante, insiste  en que el logro y también  reto mayor de la OCLAE será el crecimiento de la calidad de sus debates y la consolidación de todas  sus entidades miembros.

Mención aparte mereció la labor de atención a las estructuras secundaristas  de la organización, que reconoce como ¨muy activas y cantera de los futuros líderes del movimiento estudiantil universitario¨. Sobre el tema anunció que ya se adoptan estrategias y se observan resultados: ¨El apoyo de esa estructura más joven a la lucha por las reivindicaciones estudiantiles se ha puesto de manifiesto con mucha fuerza en países como Chile y Colombia, o en el caso de Cuba con la unión armónica que logran la FEEM y la FEU. Un mecanismo que pensamos nos ayudará mucho es la pretensión de reunir por primera vez en un gran encuentro a todas las agrupaciones secundaristas que ya existen en el continente , para intercambiar respecto a su papel dentro de la OCLAE, y en torno a sus preocupaciones e  intereses¨

Pero sin  dudas,  para el presidente de la OCLAE el desafío mayor de esta organización, que en 2016 cumplirá 50 años, será ganar mayor espacio e identidad  dentro y fuera de cada país. ¨Esto solo es posible con  un  movimiento estudiantil latinoamericano  más preparado, con más convicción de su papel, que no solo se centre en necesidades y reivindicaciones propias sino que se entienda también como parte activa  de esa América Latina que necesitamos construir en paz, con justicia social, verdaderamente independiente y unificada¨, puntualizó.

Deje su comentario

*(Campos requeridos)