Lunes
03 de Agosto de 2020
Nuestro credo

Pedagogía 2013 por una educación de calidad

Fotos: Archivo
Nuestro Credo

La complejidad del mundo actual, con sus agudas contradicciones económicas y sociales, el acelerado desarrollo científico y tecnológico, la batalla por erradicar el analfabetismo como paso inicial para lograr el acceso universal a una educación de calidad, constituyeron premisas esenciales en los debates de Pedagogía 2013.

Con la asistencia de más de 4 mil delegados provenientes de 40 países, en el evento se propusieron estrategias y enfoques integradores y humanistas; instrumentos útiles para comprender mejor la situación del planeta ante los desafíos que enfrentan los pueblos, especialmente los del Tercer Mundo.

Qian Tang, subdirector general de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) expuso algunas de sus preocupaciones.

Actualmente, 61 millones de niños y 71 millones de adolescentes y jóvenes no asisten a las escuelas; una de cada cinco personas, lo que equivale a 200 millones de habitantes —cifra similar a la población de Brasil— no termina la educación primaria; en Francia, precisamente donde está la sede de la Institución, hay un 22 por ciento de los jóvenes sin encontrar trabajo.

Estas cifras, expresadas por Qian Tang motivaron reflexiones de los asistentes, para quienes la solución al problema depende, en primera instancia, de la voluntad política de los gobiernos.

En esa apuesta por la unidad, momento especial resultó la primera reunión de ministros de Educación de los países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). Como resultado del encuentro, aprobaron una declaración final y una hoja de ruta en la que se especifican acuerdos concretos sobre la erradicación del analfabetismo, la lucha por la inclusión, la ampliación de la cobertura en la enseñanza básica y la formación del personal docente.

Durante las sesiones de Pedagogía 2013 también se rindió homenaje a José Martí, en el aniversario 160 de su natalicio. Varias de las ponencias profundizaron en su vida y obra; fundamento ético y moral del magisterio.

En la jornada final, el panel titulado: José Martí: una conciencia para una América nuestra facilitó un mayor acercamiento al hombre que resumió el siglo XIX cubano. Se destacó su cultura científica y autodidacta y su trabajo como precursor de la defensa de la naturaleza y del uso racional de los recursos, cuando el tema aún no era considerado un problema social.

Junto a destacados académicos, y como ya es habitual en estas citas, estuvieron presentes estudiantes universitarios, que con espíritu entusiasta y sin perder el rigor científico, enriquecieron los debates con los criterios que han adquirido en las aulas donde estudian o realizan sus ejercicios prácticos, además de novedosas soluciones a determinados fenómenos del quehacer pedagógico.

Alma Mater compartió con algunos de esos futuros maestros que ven en el arte de enseñar el sentido de sus vidas.

 

Deje su comentario

*(Campos requeridos)