Domingo
16 de Junio de 2019
Universidad

Pedagogía 2019. Versión cubana del Ciclo Corto

Cuando las políticas públicas aterrizan en la educación superior.

Autor: J.S. Elcano
Fotos: Del autor
Fecha: 8 de Febrero de 2019
Pedagogía 2019.  Versión cubana del Ciclo Corto

Como parte de las acciones académicas de la décimo sexta edición del Congreso Pedagogía 2019 se desarrolló un coloquio sobre las políticas públicas y calidad universitaria de cara al 2030.

Dentro de sesión de debate se presentó la conferencia temática: «Particularidades de la pedagogía de los programas de formación de ciclo corto» por los académicos franceses Dr. Thierry Nodenot y Dr. C. Philippe Lopisteguy, directivos ambos del Instituto Universitario de Tecnología (IUT), de Bayona y representantes de la Asociación de Directores de los Institutos Universitarios de Tecnología (ADIUT), de Francia.

Igualmente los académicos cubanos Francisco Lau Apó[1], Francisco Benítez Cárdenas y Manuel Guillermo Valle Fasco, ofrecieron datos y referencias sobre la experiencia cubana[2] en la gestión de la modalidad de educación superior de ciclo corto, que lleva ya dos años de praxis en el país.

No han sido pocos los retos a solventar.

Los expertos llamaron la atención sobre el hecho de que no se conocen antecedentes de algunos perfiles de los 25 iniciados en Cuba, entre los cuales están la formación de técnicos superiores en la salud y en la preparación de profesores para estudios politécnicos, porque en el mundo son especialidades en las que no se ha incursionado.

Otro gran desafío está en los requerimientos de lo que se ha dado en llamar la «responsabilidad compartida» entre las universidades y los organismos empleadores ―tal vez el más complejo reto―, por el carácter altamente práctico que tienen estos estudios y por la compleja tarea de poner de acuerdo intereses, proyecciones y perspectivas específicas.

Un desafío más ―tal vez el más sutil, pero no menos complicado― está en establecer a mediano plazo, la «diferencia racional» entre el técnico medio, modalidad que continuará ofreciendo estudios y capacitaciones en Cuba, con los técnicos superiores y la carrera universitaria.

En el caso los técnicos superiores, los asistentes coincidieron en que «la educación superior de ciclo corto es un nivel intermedio cuyo programa de formación, en el caso de Cuba, tiene la ventaja de desarrollarse en las universidades, aunque ya existe una resolución que autoriza la formación de Colegios Universitarios, que radicará dentro del campus, aunque los escenarios de formación puedan estar en otras institución entidades».

«Que sea en verdad una exitosa modalidad de aprendizaje, con acceso en igualdad de condiciones y que permita acceso temprano a la ubicación laboral, que de por sí constituye el desafío mayor», aseguró el Dr. Lau Apó.

Un detalle no escapa a la suspicacia de cualquier duda razonable. El académico cubano lo puso a consideración de los asistentes.

«Este tipo de formación existe en varios países, en la que Francia tiene experiencias de larga data ―dijo―; el nivel está reconocido por la UNESCO, dentro de habilidades y competencia profesionales, que pueden conseguirse en un plazo no mayor de 3 años.

«En el caso de Cuba, la metodología elaborada para asumir la enseñanza superior de ciclo corto, se sustentó a partir de la conformación de un grupo de trabajo nacional, dirigido por el MES y acompañado por representantes de varios organismos nacionales

«La misión que tuvo tal grupo fue elaborar y proponer a la máxima dirección del país un documento de la política pública que va a regir la educación superior de ciclo corto, además de realizar una investigación científica sobre los antecedentes y las experiencias de esta modalidad en el mundo, para que sirviera de base.

«Como parte de esa búsqueda se logró asesoramientos, muy fructífero desde el inicio con los homólogos franceses, específicamente con la Asociación de Directores de Institutos Universitarios de Tecnología, y la realización, tanto visitas de los franceses a Cuba, como visitas de cubanos a Francia.

«El diseño de los planes de estudios se estableció sobre bases racionales y exigía la defensa pública de esos programas y planes de estudios, lo cual es una característica de nuestro país, acto en el que participan, además de los profesores universitarios, representantes de los organismos nacionales y de las empresas, para valorar justamente estos planes de estudio.

«El resultado principal es que los programas han sido realizados específicamente para Cuba» destacó el Dr. Lau Apó.

 



[1] Francisco Lau Apó, asesor técnico-docente de la Dirección de Formación de Profesionales/ MES.

[2] http://beduniv.reduniv.edu.cu/index.php?page=3&id=136&db=0

 

Le sugerimos...

Pedagogía 2019. Trabajo, modelos y contextos (+Audio)

Deje su comentario

*(Campos requeridos)