Jueves
06 de Agosto de 2020
Deporte

Talentos del béisbol cubano: ¿una novela romántica?

Autor: Duanys Hernández Torres
Fotos: Roberto Morejón
Fecha: 7 de Julio de 2020

Hace algunas semanas la Dirección Nacional de Béisbol informó un listado de 116 talentos que formarán parte del Centro de Entrenamiento en el período comprendido entre 2020 y 2024.

Este es una selección abierta a cambios y adiciones según refirieron los directivos. Conforma la gran cantera del talento cubano que se mantiene jugando en nuestro país, y con algunos peloteros contratados en ligas foráneas bajo el amparo de la federación cubana. Una notable idea para asegurar la calidad en el próximo ciclo.

La edad tope de los seleccionados es de 25 años. Cada uno posee un expediente individual con sus características y deficiencias técnicas. Los atletas serán evaluados por grandes glorias del béisbol cubano a lo largo de la 60 Serie Nacional de Béisbol. Repito: la idea es loable y bien romántica. Pero a la larga: ¿traerá los resultados esperados?

Luces, sombras e incógnitas

Lo más preocupante en materia de los talentos radica en la uniformidad del proceso. Todos los territorios no podrán tener el mismo tratamiento con sus mejores jugadores jóvenes.

Sancti Spíritus, provincia con más atletas (12) y la más destacada de manera integral en el béisbol durante 2019, no tendrá la misma posibilidad de trabajo que Las Tunas o Guantánamo, que solo cuentan cada una con tres peloteros en estos listados.

Por cierto, resulta preocupante que la provincia con mejores resultado en las últimas tres series nacionales, con un título incluido, solo sume tres nombres. O que la capital del país con más de dos millones de habitantes solo aporte cinco jugadores.

Otro aspecto polémico radica en que no exista un lugar físico para concentrar al grupo y trabajar con sus limitaciones. La dirección de este deporte aspira a tener un centro de entrenamiento con los mejores cuarenta atletas de este listado, pero mientras la idea no se concrete la valoración solo queda en la subjetividad de los evaluadores.

Si la posibilidad de corregir y evaluar será mediante el juego diario: ¿Qué herramientas podrán mostrar aquellos peloteros que están en este listado y no serán titulares en sus respectivos equipos?

Y existen varios casos con atletas de una provincia que se desempeñan en la misma posición a la defensa, por lo que solo uno saldrá al campo con regularidad.

La polémica también rodea a los peloteros contratados en Japón y en otras ligas que conforman la lista. ¿Resultaba necesario incluir a hombres como Liván Moinelo, Raydel Martínez, Yariel Rodríguez, Ariel Martínez o César Prieto? ¿Acaso no han mostrado su valía en un nivel superior?

Omisiones, errores e injusticias

Cada vez que se hace un listado en el béisbol cubano donde prime la subjetividad saltarán omisiones importantes que generarán disímiles polémicas. Incluso en uno tan extenso de 116 nombres faltan peloteros con todas las condiciones para engrosar el amplio grupo.

Resulta inconcebible que un atleta que hace un año estaba en el listado de 34 prospectos informados por la Federación Cubana de Béisbol a la Major League Baseball (MLB), ahora con todos los requerimientos no se encuentre entre más de un centenar. Es el caso del camagüeyano Leonel Moas Acevedo (14-4-96).

Algunos especialistas pudieran aducir que ha perdido protagonismo en su equipo, pero tampoco lo han tenido los lanzadores Pavel Hernández de La Habana, Diosvel Nápoles de Mayabeque y Yeudis Reyes de Guantánamo, y los tres repiten en este grupo.

Lo del primera base camagüeyano Leonel Segura (9-11-95) no tiene nombre. No le alcanza batear 310 en siete series nacionales, ni compilar para 303 en el último torneo con 101 indiscutibles.

Mucho menos le valió promediar defensivamente para 991, incluido un fildeo de leyenda en el segundo juego del play off semifinal con el estadio Latinoamericano atestado. Ningún inicialista del grupo tiene los números históricos del agramontino. Definitivamente Segura no tiene nada seguro en la pelota cubana.

Tampoco milita el lanzador derecho de los Toros de la Llanura Carlos Alfredo Pérez (21-5-95), quien hizo el grado para el premundial sub-23 de Panamá en 2017. Hace tres años militó en una selección nacional de prospectos, y ahora: ¿no cabe en esta bolsa?

Y si queremos trabajar a largo plazo: ¿por qué no está un lanzador de 19 años como el camagüeyano Roger Trench con balance de 2-1, 3 salvados y al que apenas le batearon 222 durante la campaña pasada?

Otro caso llamativo es la ausencia del lanzador mayabequense Yadian Martínez. El derecho de Quivicán (1-09-95) estuvo en todo el proceso de la preselección nacional durante 2019, y no clasifica entre los prospectos de su provincia.

Indiscutiblemente las mayores joyitas en materia de desaciertos se las llevó Camagüey. La provincia agramontina informó a Yoel Arce, un pelotero que nació el cuatro de septiembre de 1992. Por si fuera poco no tuvo un solo turno al bate durante la campaña pasada, y no milita en la preselección para la 60 Serie Nacional de Béisbol.

Para colmo el receptor Luis Gómez, quien nació el 24 de mayo de 1994, fue incluido como lanzador. El enmascarado de 26 años solo tuvo trece veces al bate durante el torneo pasado. Increíble.

Esperemos el inicio de la Serie Nacional para ver cómo se desarrolla esta loable idea. Nuevamente comulgo con el resumen vertido por el colega Reynier Batista. La idea es muy buena. ¿Cómo será el proceder?

En materia de béisbol cubano nunca se sabe. Ojalá no sea otra novela romántica con un final trágico.

 

Le sugerimos...

Venta de artículos deportivos ¿surrealismo a la cubana?

Deje su comentario

*(Campos requeridos)