Domingo
22 de Septiembre de 2019
Deporte

Una apuesta por el bádminton universitario

Autor: Rodolfo Romero Reyes
Fotos: Tomada de internet
Fecha: 25 de Junio de 2018
Una apuesta por el bádminton universitario.  Foto tomada de internet

Sábado en la mañana. Momento ideal para dormir. En cambio, salí rumbo a las instalaciones deportivas enmarcadas en Avenida de los Presidentes —la céntrica y capitalina calle G— y Malecón. Entré y no tuve que preguntar por ella. Rodeada de muchachos, y con una raqueta aún en su estuche, ultimaba detalles del entrenamiento matutino.

Su nombre es Gisel Arrieta Pérez y tiene 46 años. Licenciada en Cultura Física y Máster en la Actividad Física Comunitaria, es muy conocida entre los estudiantes universitarios que muestran interés por los deportes.

La primera pregunta giró, obviamente, a cómo se coloca el bádminton entre sus preferencias.

¿Cuándo comienza su interés por este deporte?

«Me gustaba el bádminton desde los quince años y comencé a practicarlo de forma recreativa, incentivada por mi tío —el hermano de mi mamá—. Con él jugaba mucho al aire libre, en un área deportiva en La Habana Vieja donde, con el de cursar de los años, estudié la carrera de deporte. Una vez que me gradué, fui la profesora de bádminton del municipio Habana Vieja, con niños de categoría pioneril y escolar».

Y entonces, ¿cómo se convirtió en la Jefa del Proyecto Universitario de Bádminton y la coordinadora nacional de este deporte en Cuba?

«Luego de tener el honor de ser la profesora principal de bádminton en la Universidad de Ciencias de La Cultura Física y Deporte «Manuel Fajardo», después de haber sido estudiante y graduarme en ella, llego a la Facultad de Ciencias Médicas «Calixto García». En aquel entonces Margarita Águila, jefa de Departamento de Educación Física, me propone hacer un proyecto de bádminton para poder oficializar esta disciplina en los Juegos Galenos y poder implementarlo como deporte motivo-clase.

«Primero se presentó como un proyecto de investigación a nivel de facultad. Luego se propuso al presidente de los Juegos Giraldillos Provinciales que lo oficializaran, pues se jugaba en muchas universidades y no pasaban a la provincial.

«Fue así que logramos que el deporte fuera oficial en los juegos; en mayo de 2018 a nivel provincial y como deporte invitado a los Juegos Nacionales Universitarios —las Universiadas— próximos a efectuarse en la provincia de Villa Clara en el 2019», cuenta.

«La funcionaria del Departamento Trabajo Educativo, Lídice Chue, propuso convertirlo en un proyecto nacional. Entonces participé en el Taller Nacional de Trabajo Educativo, efectuado en noviembre de 2017 y logramos incorporar a siete provincias del país: Pinar del Río, Villa Clara, Cienfuegos, Ciego de Ávila, Granma, Guantánamo y Santiago de Cuba. Han sido dos años de trabajo intenso, pero el Dr. Leonel Gamboa —cardiólogo del Cardiovascular y asesor del proyecto— y yo estamos muy felices con los resultados».

Durante la conversación indagamos sobre los inicios del deporte en Cuba, que datan del siglo XVIII; su nombre deviene de la Casa Bádminton, en Gloucestershire, Inglaterra, donde radicaba el Duque Beaufort.

«La Federación Mundial se funda en 1934 y estuvo integrada por nueve países: Canadá, Dinamarca, Inglaterra, Gales, Escocia, Nueva Zelandia, Francia, Irlanda y Holanda. A Cuba llega alrededor de la década de los cincuenta, en un inicio de práctica en los colegios católicos de esa época como una actividad recreativa. No es hasta 1979, que surge, el 21 de noviembre, la Federación Cubana de Bádminton. De esta manera inicia su desarrollo de forma masiva y organizada por el Inder, como parte de las actividades recreativas».

Tiempo después, en 1994 y por decisión del Inder, el bádminton forma parte de los deportes de alto rendimiento. En Cuba se juega desde edades tempranas e incluye las categorías pioneril, escolar, 13-14, juvenil y alto rendimiento. Desde ese momento ingresamos como país en la Federación Mundial, siendo la nación número 114.

En la actualidad integran la organización mundial un total de 175 federaciones de todos los continentes...

«Así es. Cuba participa por primera vez en un evento internacional en los panamericanos de Winnipeg, Canadá, en 1999. Todos los años somos sede del Torneo Internacional Giraldilla. Y en 2004, el deporte integró los juegos nacionales escolares y en 2006 de los juveniles».

¿Dónde se reúnen para practicar?

«Los entrenamientos del proyecto lo hacemos de 9.00 am a 12 m los sábados alternos. En un inicio lo hacíamos al aire libre en el patio del Instituto preuniversitario «Saúl Delgado». Ahora alternamos entre el Tabloncillo de la Universidad de La Habana y el Combinado Deportivo «José Martí», ambas instalaciones bajo techo del municipio Plaza».

Imagino es un deporte que resulta atractivo para los más jóvenes.

«Los estudiantes se acercan a nosotros con curiosidad sobre el deporte, quieren saber cómo se llama el volante —gallito, plumilla, pelota—, cómo es el sistema de juego, si también lo juegan las mujeres. Muchos preguntan por qué no le dan más promoción y te piden agarrar la raqueta y el volante para volear. Se enganchan e indagan si se pueden incorporar al proyecto. Algunos de los interesados ya vienen con experiencias de otros deportes con raqueta y quieren comparar o experimentar».

Gisel se despide, no sin antes comentar que los estudiantes pueden dirigirse a la Facultad de Ciencias Médicas «Calixto García», los martes a las 11.00 am en el Departamento de Educación Física. Ese puede ser el primer paso para sumarse al bádminton universitario en Cuba.

Deje su comentario

*(Campos requeridos)