Sábado
23 de Septiembre de 2017
Universidad

Universidad cubana en la arrancada

«La educación superior cubana iniciará el nuevo curso con las condiciones necesarias para garantizar calidad en el proceso» José Ramón Saborido Loidi, ministro cubano de Educación Superior.

Autor: Texto y foto de Jorge Sariol
Fecha: 30 de Agosto de 2017
«La educación superior cubana iniciará el nuevo curso con las condiciones necesarias para garantizar calidad en el proceso» José Ramón Saborido Loidi, ministro cubano de Educación Superior.  Foto de Jorge Sariol

«247 mil universitarios de pregrado estarán en las aulas para el curso 2017-2018», aseguró el Ministro de Educación Superior (MES), Dr. José Ramón Saborido Loidi.

Aun cuando son datos preliminares, de esa cifra, 13 mil son nuevos ingresos en el curso regular diurno.

«La educación superior cubana iniciará el nuevo curso con las condiciones necesarias para garantizar calidad en el proceso», aseguró Saborido Loidi, quien agregó que «No son pocas las dificultades que necesitamos vencer, pues existen 150 objetivos dentro de las prioridades a enfrentar, en la proyección de reparación, mantenimiento y soluciones, en el tema aseguramiento material».

El curso que ahora comienza continuará con la introducción de modificaciones como parte del perfeccionamiento de la educación superior, que tiene al proceso de integración como parte importante y que para el curso 2017-2018 estará concluido prácticamente.

Igual importancia tiene la adecuación al Plan de estudio E, con un 60% aprobado de las 91 carreras universitarias, todo dentro de una concepción que supone tres fases: pregrado, un año de familiarización y la superación posterior, constante y progresiva, mediante maestrías, posgrados y doctorados.

De enorme trascendencia dentro del perfeccionamiento, se considera el hecho de tener ya tres instituciones universitarias cubanas con  categoría de excelencia: Universidad de La Habana, Universidad Central de Las Villas Marta Abreu y la CUJAE.

Una de las direcciones principales del educación superior cubana es la de apoyar el desarrollo local, a partir del papel rector de las universidades de cada territorio.

Las líneas de proyecciones de los centros de altos estudios cubanos deben estar en concordancia con ese objetivo, en un proceso que incluye desde el diseño de posgrados, a la formación y preparación de cuadros.

Deje su comentario

*(Campos requeridos)