Miércoles
13 de Diciembre de 2017
Deporte

Víctor Mesa y la quimera del Latino

Autor: Jorge Gorgoy Crespo
Fotos: Juventud Rebelde
Fecha: 4 de Agosto de 2017

La corta vida de las redes sociales en Cuba entró en frenesí el pasado miércoles 17 de mayo. La causa: Víctor Mesa o #VM32 era designado como mánager del equipo Industriales.

Los alegatos en su defensa o con deseos de llevarlo al patíbulo no se hicieron esperar.

La decisión, aunque candente y amén las deficiencias que haya tenido la Comisión Provincial de Béisbol de La Habana, está llena de las mejores intenciones.

Es cierto que el equipo Industriales es, desde hace muchos años, la ­escuadra insigne de la pelota cubana y el ­Latinoamericano una verdadera olla de presión que atemoriza al contrario.

La realidad es apabullante. La afición capitalina hace siete temporadas que no saborea las mieles de la victoria y en su contra muchos factores se han unido. Unos alegan el rol de trampolín del equipo para emigrar, otros que la dirección no es la mejor, o que las decisiones se toman con presión «desde arriba».

Víctor Mesa, en su debut como Rey León, le aseguró al colega Michel Contreras, de Cubadebate: «Yo no vengo con la idea de ganar arrolladoramente, sino de hacer un buen trabajo y clasificar a la postemporada. Y si llega la victoria, mejor».

Al finalizar su entrevista alegó, «Lo único que me preocupa es llenar el estadio y clasificar».

Ya el director que más segundos lugares ha ocupado en el pasatiempo nacional se pronuncia por traer jugadores de otras provincias. ¿No será esta la repetición del episodio matancero? Allí concluyó con un roster donde muchos nombres eran importados.

Quienes lo defienden alegarán que entonces Cristiano o Messi no podrían jugar en el Madrid o el Barcelona. La distancia es enorme y la idiosincrasia nos separa de ese deporte con una barrera gigante, «Don dinero».

No estoy en contra de los ­importados pero se debe tener mesura al decidir al respecto. La pelota cubana pasa por uno de sus peores momentos y son muchos los que abogan por una serie más corta o de mejor formato. Pero, y siempre existe un pero, La Habana tiene tradición y jugadores muy buenos con muchas perspectivas y si no hacen equipo nunca llegarán a demostrar su valía.

De hecho, ya Víctor le aseguró el puesto en el equipo a Yordanis Samón, Alexander Rodríguez y Yosvany Pérez. ¿Lo duda? Lea su propia declaración a Michel Contreras:

«Creo que con esos tres jugadores redondeo el equipo. No quiero atentar contra el desarrollo de los peloteros de La Habana, pero ellos nos hacen falta. Necesito un bateador como Samón, un cerrador como Alexander y un relevista como Yosvany...».

De seguro el Latino se volverá a llenar porque la pelota es un deporte que atrae multitudes y Víctor se encargará de agregarle adrenalina y decisiones controvertidas que encenderán de nuevo las redes sociales y los espacios informativos de la televisión, la radio y la prensa escrita de esta Isla que respira con las bolas y los strikes.

 

Deje su comentario

*(Campos requeridos)