Martes
12 de Noviembre de 2019
Universidad

XIV Congreso Pedagogía 2015. Educar no es repetir

«La educación crítica y liberadora debe despertar una visión que no se limite a consignas repetitivas». Así expresó el teólogo brasileño Frei Betto en una de las conferencias magistrales más aplaudidas de Pedagogía 2015.

Autor: Damepa
Fotos: Internet
Fecha: 29 de Enero de 2015
«La educación crítica y liberadora debe despertar una visión que no se limite a consignas repetitivas». Así expresó el teólogo brasileño Frei Betto en una de las conferencias magistrales más aplaudidas de Pedagogía 2015.

«La Educación sirve para liberar o alienar. Despertar protagonismo o conformismo...» Así comenzó su alocución el teólogo Frei Betto, y de seguro que así iniciarán sus recuentos de Pedagogía 2015 muchos de los participantes. Pues para escuchar a semejante orador reflexionando sobre la educación y la conciencia crítica, no bastó todo un Palacio de Convenciones.

El intelectual brasileño, entre una que otra broma, analogías y ejemplos concretos, dejó bien claro que la enseñanza en el mundo no puede mantenerse ajena a su contexto; sobre todo en los territorios de América Latina.

Teniendo en cuenta que así como la política y la religión promueven praxis liberadora o legitiman los sistemas de opresión, lo hacen también los métodos de enseñanza y aprendizaje. Propone, entonces, asumir estos modelos con una mirada bien analítica de la realidad, más allá de las prisiones de la mente a las cuales nos someten las repetidas disciplinas curriculares que solo responden a la demanda de mano de obra.

Advierte Betto sobre el peligro de la hegemonía capitalista  ̶̶ aún en países como Cuba ̶  que se impone de manera solapada en las relaciones comerciales y personales, determinada casi siempre por la posesión de mercancías. Esta «ética perversa», desata una competitividad insana que otorga o quita (falsos) valores a los individuos. Lamentablemente, dicho fenómeno se manifiesta desde las edades tempranas en los propios ámbitos escolares.

Las maneras de concebir una educación crítica, señala, están estrechamente vinculadas con los procesos de transformación. De ahí que las escuelas, sus alumnos, maestros, funcionarios y familias, deban ligarse con las instituciones que promueven el cambio social y construir una filosofía de vida que supere las percepciones de esta como fenómeno biológico y trasciendan lo autobiográfico.

Frei Betto sugiere paradigmas bien alejados de la educación bancaria y convoca a los responsables de los sistemas de enseñanza a pensar en los proyectos educativos como planes políticos y pedagógicos; de los cuales emerjan, luego, protagonistas sociales altamente comprometidos con la historia, pero también con el hoy, el ahora.

Deje su comentario

*(Campos requeridos)