Lunes
03 de Agosto de 2020
Historia

… y sin embargo, se mueven

Autor: Nemo
Fotos: Ilustración de Carralero
Fecha: 30 de Marzo de 2017
… y sin embargo, se mueven. Ilustración de Carralero

Se prepara para celebrar su cumpleaños. ¿Cómo imaginan una fiesta organizada a los 95 años? En el imaginario popular todo giraría en torno a la homenajeada. Sería una jornada tranquila ateniendo a la edad: música tradicional, cero piñatas, fotos con toda la familia. Seguramente se sorprenderán, pues este caso no se parece a ningún otro.

En opinión de los expertos de la Cátedra del Adulto Mayor, se puede arribar a la tercera edad con un espíritu y con una actitud contraria al imaginario instituido. Así llega nuestra revista Alma Mater, la voz de universitarios y universitarias en Cuba, a su 95 aniversario.

Desde su creación en noviembre de 1922, esta revista refleja los intereses de la vanguardia revolucionaria, comprometida con los destinos de la nación cubana y de sus hijos más jóvenes. Su fundador, el líder estudiantil Julio Antonio Mella, la convirtió en la voz de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) desde que la publicación se constituyó como tribuna de la reforma universitaria, abogó por la creación de una universidad popular inspirada en ideas martianas y constituyó bitácora, herramienta de instrucción política y vocera de sus ideas más genuinas.

En la sección Nuestro Credo, vigente hasta hoy, se pudieron leer por vez primera los principios que han regido a esta publicación: «Se laborará con energía y entusiasmo por todo lo que es beneficioso a la clase estudiantil cubana. Por medio de este órgano los estudiantes se comunicarán espiritualmente con todos sus compañeros que hablan el idioma de Cervantes en ambos hemisferios y se divulgará así la cultura y el valor de la juventud intelectual cubana». Su compromiso con Cuba no podía ser más explícito: «Y esto, es obra beneficiosa a la Patria. Por ella se laborará; para ella nacimos».(1)

Temida por los dictadores que reinaban en Cuba, fue prohibida y tuvo que circular de forma clandestina. En sus artículos se convocaba a los jóvenes a tomar el cielo por asalto. Fue espacio ideal para que intelectuales de renombre, periodistas, estudiantes y profesores universitarios divulgaran lo más avanzado del pensamiento, las artes y las ciencias. Durante décadas, sus páginas guardaron la memoria de la lucha del movimiento estudiantil y del pueblo cubano hasta 1959.

En la actualidad Alma Mater pertenece a la Casa Editora Abril, tiene una circulación nacional y está presente en el entorno digital con un sitio web (www.almamater.cu) y perfiles en diversas redes sociales.

La mayoría de los temas publicados en esos espacios tocan la realidad del país, fundamentalmente la vida universitaria. La revista aspira a sumar nuevos amigos y amigas para, entre todas y todos, alimentarse de saberes, espíritu y energía, servir de puente de comunicación entre los universitarios cubanos y de otras nacionalidades, ampliar la gama temática y acercarse cada vez más a las inquietudes de su público, como reflejo de los tiempos que corren.

¿Cómo será la celebración? Por todo lo alto, mucho ruido, mucha acción. Empezamos en febrero con la Feria del Libro, con un espacio que resultó idóneo para hablar de nuestra historia, nuestro presente y prepararnos para un futuro con ediciones bimensuales. De aquí en adelante nos quedan un montón de actividades. Publicaremos un libro que acoge una compilación de una de nuestras secciones más veteranas: ¿Quién le pone el cascabel al látigo?, visitaremos varias universidades y presentaremos números nuevos.

Pensamos cubrir el aniversario 55 de la Unión de Jóvenes Comunistas, el Consejo Nacional de la FEU, las acciones en homenaje al 60 aniversario de los sucesos del 13 de Marzo, el 50 del asesinato del Che en Bolivia, y el XIX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes que se celebrará en Rusia.

Preguntas de penúltimo párrafo: ¿Harán una campaña en la web por el aniversario? —Los diseñadores están trabajando en eso. ¿La nueva tirada llegará en tiempo a las universidades? —Eso esperamos. ¿Regresan a la hoja de papel clásica de los tabloides? —No, mantenemos la «buena hoja».

Ser «buena hoja» y tener buen contenido: esa es la fórmula para que, luego de 95 años, nos podamos mover bien, al ritmo que exigen los nuevos tiempos.

 

(1) Aparecido en el primer número de la revista en noviembre de 1922.

 

Le sugerimos la lectura de...

95 años…

Deje su comentario

*(Campos requeridos)